Silencio, se rueda

Pedro Sánchez, candidato a la presidencia del Gobierno / EFE

Silencio, se rueda

En el nuevo gobierno PSOE-Podemos: ¿Habrá unidad de pensamiento y acción ante/contra los nacionalismos que socavan el orden constitucional?

Probablemente, Pedro Sánchez sea víctima de su propia táctica y estrategia. 

1. Veta a Pablo Iglesias con el objetivo de culpabilizarle y así justificar, o bien la abstención del PP o Ciudadanos por motivos patrióticos, o bien la convocatoria de nuevas elecciones para desbloquear la situación. Todo ello, a mayor gloria de sus particulares intereses políticos.

2. Iglesias se descarta como miembro del Consejo de Ministros  -quizá su intención fue siempre la de descolocar a Sánchez por la vía de ponerlo en contradicción consigo mismo- y Sánchez se ve poco menos que obligado a pactar –se trata de una hipótesis de trabajo- una coalición con Unidas Podemos.

¿Qué hay en el programa del PSOE más allá de generalidades enumeradas y muchos guiños a la ciudadanía?

Sánchez asumiría –de la necesidad virtud- el papel de cazador cazado. Quien hace meses advertía que Podemos en el Gobierno supondría la venezuelización de España; ese Sánchez se podría coaligar ahora con un Podemos reforzado por el éxito de la maniobra de Iglesias.

Cierto es que el PSOE tiene su programa. Pero, ¿qué hay más allá de las generalidades enumeradas –con algún guiño a Unidas Podemos y muchos guiños al conjunto de la ciudadanía y a la derecha- en el discurso de investidura de Sánchez?   

Efectivamente, hay –en principio- algo más: el programa de la formación morada que busca un nuevo país en que “a historia la escribes tú.

Las propuestas de Unidas Podemos

Lo que sabemos es que Unidas Podemos tiene sus propuestas. En concreto,  264 medidas que pertenecen a dos categorías.        

Primera categoría de la propuesta de Unidas Podemos: Y eso quién lo paga y qué consecuencias tiene.

1. ¿Qué es eso? Empresas públicas, bancos públicos, nacionalizaciones encubiertas, jornada laboral de 34 horas, acabar con la brecha salarial,  eliminar la flexibilización laboral, salario mínimo interprofesional de 1.200 euros mes, blindar derecho a la vivienda, limitar alquileres, revalorizar pensiones, impuestos y tasas a granel.

2. ¿Quién paga y qué consecuencias? Pagan contribuyentes, ahorradores y empresarios. Las consecuencias las sufren trabajadores y pensionistas (desocupación y congelación o reducción de la pensión) y empresarios (merma de la cuenta de resultados). También, la economía (decrecimiento y fuga de inversores).

En un gobierno de coalición, el contagio es inevitable bajo amenaza de inestabilidad política y social

¿Hasta qué punto Pedro Sánchez hará suyas estas medidas? ¿Cómo financiar la política económica, social y laboral del populismo antisistema? Más impuestos, más déficit y más deuda. ¿Cómo reaccionará Unidas Podemos cuando la Unión Europea diga no a tamaño dispendio? ¿Qué respuesta del PSOE?    

¿Que Unidas Podemos no accedería a ministerios de Estado? En un gobierno de coalición, el contagio es inevitable bajo amenaza de inestabilidad política y social.

¿Conoceremos el contenido y alcance real –el detalle- del pacto a que se pueda llegar? ¿Qué actitud ante cualquier contingencia? ¿Se puede pactar con quien no firma la Ley Antiterrorista, dinamita el Pacto de Toledo o coquetea sistemáticamente con el independentismo?   

No se puede olvidar que la investidura puede necesitar el concurso, activo o pasivo, de partidos anticonstitucionales que quieren convertir España en una autonomía antes de dar el portazo.

¿Habrá unidad de pensamiento y acción ante/contra los nacionalismos que socavan el orden constitucional? ¿Aceptará Unidas Podemos la idea de soberanías inútiles -¿una manera de eludir o marginar la cuestión catalana?- con la que Sánchez se refiere a los secesionismos europeos? ¿ Sánchez –si gobierna- será consecuente con lo dicho?     

Segunda categoría de propuestas de Unidos Podemos: Pues, vale.  

Democratizar las finanzas, asignatura de feminismos, compromiso con la paz, democracia internacional, libre determinación del pueblo saharaui, democratizar partidos y empresas (¿por qué no el sindicato?), derechos animales, resolución democrática del conflicto catalán. Pues, eso, vale.

En 2014, Pablo Iglesias pronunció la conocida frase el “cielo no se toma por consenso, sino por asalto”.  Por cierto, un plagio de Karl Marx que, a su vez, plagió a Friedrich Hölderlin.

La voluntad de Sánchez

En 2019, Unidas Podemos no asaltará el cielo, pero sí podría conquistar España. O no.  

Silencio, se rueda.

Pablo Iglesias no aplaude: ¿quiere romper el pacto sabiendo que ha dado un vuelco al relato, o busca ventajas en la negociación del pacto, o quiere forzar otra investidura para obtener un mayor beneficio político?

Pedro Sánchez pide que la derecha no obstaculice su investidura: ¿quiere presionar a Unidas Podemos para que acepte su oferta a la baja o prefiere que no haya pacto para convocar nuevas elecciones en septiembre? 

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Miquel Porta Perales

Analista, Economía Digital

El nuevo libro de Miquel Porta Perales, Sumisión en la granja (ED Libros, 2019), logra el respaldo de la crítica por sus "frases cortantes, puyas, agitación..." (La Vanguardia). Y es que cuando “el pensamiento crítico zozobra, conviene recobrar fuerzas con Porta Perales” (ABC)

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad