La colonización interior de Cataluña

La UDEF cuantifica el saqueo de los Pujol. EFE/ Marta Pérez

La colonización interior de Cataluña

El ‘proceso’ es la cristalización de una ofensiva premeditada de nacionalización diseñada hace décadas

Solo los ingenuos y los cínicos sostienen que el movimiento secesionista catalán surgió, por generación espontánea, de abajo arriba. Lo contrario es cierto.

Parafraseando la acumulación previa de Adam Smith, o la acumulación primitiva de Karl Marx, el nacimiento y desarrollo del secesionismo catalán es un proceso endógeno que crea condiciones y suma elementos que favorecen la producción y extensión, no del capital, sino del nacionalismo.

El plan de secesión del nacionalismo catalán nació en 1965

Y es el nacionalista quien –a la manera del capitalista con el capitalismo- crea y favorece el proceso nacionalista.

En La riqueza de las naciones, Smith señala que “el número de trabajadores productivos” se incrementa como “consecuencia del aumento del capital o los recursos destinados a su mantenimiento”.

Y en El capital, Marx relaciona la acumulación originaria del capital con el mantenimiento del trabajador “en el grado normal de dependencia”.

Jordi Pujol termina en 1965 ‘Construir Catalunya’, un documento en el que estructura el proceso de ‘catalanización’ de la economía

El escocés y el alemán hablan del origen y consolidación del capital. Su reflexión vale para el independentismo: el secesionista, a la manera del trabajador productivo, surge gracias a unos recursos nacionalistas que consiguen el grado normal de dependencia del independentista.

La acumulación previa, o primitiva, del nacionalismo catalán con la vista puesta en la secesión se planifica –nos referimos al actual proceso- en el verano de 1965.

En julio de 1965, Jordi Pujol concluye el documento Construir Catalunya. El guión: denuncia del expolio; nacionalización o catalanización de la economía, la escuela, la lengua, la historia, la cultura, la comunicación y la inmigración; diseño de una mentalidad de gobierno propio.

De ahí, surgirán proyectos: Banca Catalana, Escuela de Maestros, Instituto de Historia Social, Instituto Catalán de Historia Moderna, Instituto Catalán de Inmigración, Estudios e Investigaciones SA o Enciclopedia Catalana. Y jornadas de estudio, publicaciones y campañas propagandísticas.  

Artur Mas y Jordi Pujol. EFE

UN marco ideológico

El ejercicio de colonización interior persigue el dominio de la cultura e identidad de una parte de la población sobre la cultura e identidad de la otra

Pujol, en 1965: “Estamos sometidos desde hace muchos años a un proceso de desnacionalización. Nos faltan dirigentes, instituciones e instrumentos necesarios para llevar a cabo la labor de reconstrucción”. Ahí empieza la acumulación nacionalista previa que conduce al proceso.  

Una acumulación nacionalista que construye un marco ideológico -identidad, creencias, juicios, percepciones, victimismo, relato histórico, significados, sentimientos, emociones, discurso, proyectos, objetivos, valores- y conforma la estructura mental y visión del mundo independentista.

Un ejercicio de colonización interior que persigue el dominio de la cultura e identidad de una parte de la población sobre la cultura e identidad de la otra. Un dominio que busca su expresión política –el poder de mando- con el objetivo de minorizar y/o extranjerizar a la otra parte no nacional.   

El ansia de dominio obedece, sí, a los excesos emocionales e identitarios. Pero, también a las aspiraciones de una élite política y económica que necesita ventajas competitivas para situarse convenientemente en el mercado.   

Todo preparado desde hace décadas

De la teoría a la práctica. ¿Alguien cree que la gente salió a la calle de repente -2012- contra una España expoliadora, antidemocrática y represiva que no reconoce los derechos nacionales de Cataluña? ¡Ingenuos!

Sostiene el nacionalismo catalán que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña fue la gota que –de forma imprevista y manera impetuosa- colmó el vaso de un descontento general. ¡Falso!

El proceso es la cristalización de una ofensiva premeditada de nacionalización diseñada hace décadas. De aquellos polvos vienen estos lodos.

P.S. Según el Refranero multilingüe de Sevilla Muñoz. J. y Zurdo Ruiz-Ayúcar. M.I.T. (Instituto Cervantes, 2009) el significado del refrán de aquellos polvos vienen estos lodos es el siguiente: “La mayor parte de los males que se padecen son la consecuencia de descuidos, errores o desórdenes previos, e incluso de hechos aparentemente poco importantes”.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Miquel Porta Perales

Analista, Economía Digital

El nuevo libro de Miquel Porta Perales, Sumisión en la granja (ED Libros, 2019), logra el respaldo de la crítica por sus "frases cortantes, puyas, agitación..." (La Vanguardia). Y es que cuando “el pensamiento crítico zozobra, conviene recobrar fuerzas con Porta Perales” (ABC)

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad