El entramado educativo secesionista en Cataluña

El separatismo convierte la política exterior en un tema de política doméstica

El entramado educativo secesionista en Cataluña

Los brazos del soberanismo se extienden a la educación a través del currículum y la actuación de ciertos colectivos docentes

Se habla mucho del adoctrinamiento escolar en la Cataluña secesionista. En la mayoría de los casos, se hace referencia a los libros de texto y al profesor.

De los libros de texto, se destaca el llamado “currículum oculto” que sutilmente transmite una determinada concepción del mundo. Del profesor, se subraya la acción individual del mismo dentro del aula. Pero, hay más.

Al socaire del “proceso” y el 1 de octubre, un colectivo de docentes se organiza y constituye la plataforma Docents per la República.

Un buen ejemplo del entramado –de lo individual a lo colectivo- educativo que, todavía in stato nascendi, se está gestando en la Cataluña secesionista.

En las líneas que siguen, se procederá a señalar y apostillar las características de dicha plataforma. Finalmente, la conclusión.

Docentes por la República

Miren ustedes si las cosas están mal en Cataluña que un colectivo de enseñantes se ha visto obligado a crear una plataforma para defender la educación y la tarea docente.

Nombre: Docents per la República (DxR). Anagrama: un círculo con un lápiz en su interior en cuya punta se percibe una estelada.

Apostilla: mal empezamos cuando algunos docentes contaminan su trabajo con una idea política que expresa un deseo extraescolar.

Mal continuamos cuando se da por cierta una República que nadie asegura que interese a la ciudadanía

Consolidar la República Catalana

DxR –según puede leerse en su Manifiesto- “nace para contribuir a la consolidación de una República Catalana” entendida “como una necesidad de nuestro pueblo en general y del colectivo docente en particular”.

Apostilla: mal continuamos cuando se da por cierta una República que no existe y que nadie puede asegurar –sigue la contaminación ideológica y política- que interese a la ciudadanía y al colectivo docente.  

La escuela y la cohesión

DxR defiende “el modelo de escuela catalana que ha ayudado decisivamente a configurar la sociedad actual, cohesionada y que entiende su diversidad como una riqueza”.

Y añade que quieren “seguir contribuyendo a la educación de nuestros jóvenes tal como lo hemos hecho hasta ahora”.

Apostilla: ¿la sociedad catalana está cohesionada? ¿El modelo de escuela catalana ha cohesionado y sigue cohesionando a la sociedad catalana? ¿Y si lo contrario fuera cierto?

Si existe la cohesión, ¿por qué se insite en una estelada que en el mejor de los casos interesa a la mitad de los ciudadanos?

Y si la cohesión existe, ¿por qué dar la vara con una República y una estelada que, en el mejor delos casos, interesa a la mitad de los ciudadanos?

¿Así se garantiza la cohesión? Sigue la contaminación ideológica y política.      

La democracia y la felicidad en la escuela

DxR quiere “seguir trabajando para enseñar a los alumnos unos contenidos, unas capacidades y unos valores sólidos y democráticos” con el objetivo de que “nuestros jóvenes puedan desarrollar al máximo sus capacidades, que se encuentren acogidos en la escuela y que devengan adultos cívicos, felices y libres”.

Apostilla: ¿acaso DxR –en su afán por defender los “valores sólidos y democráticos”- dijo a los alumnos que los días 6 y 7 de septiembre, así como el 27 de octubre, en el Parlament se cometieron unas flagrantes ilegalidades antidemocráticas?

Por favor –me refiero a la felicidad-, autoayuda en la escuela, no.  

Otra vez la República Catalana

DxR sostiene que “dada la situación política actual, pensamos que todo esto es imprescindible hacerlo en el marco de la República Catalana; un nuevo Estado en donde todo aquel que defienda la democracia, la diversidad y la libertad será bienvenido”.

Apostilla: sigue la ficción republicana y la contaminación ideológica y política al tiempo que aparece la mentalidad excluyente de quienes se otorgan el derecho a decidir quién es o no demócrata.   

El espíritu crítico en la escuela

DxR se ha adherido a la denominada Mesa de Emergencia Docente con el objetivo de “dar respuesta a la represión que están sufriendo los docentes y los centros educativos”.

Por lo demás, la Mesa advierte que “se han cruzado algunos límites que han puesto en alerta al sector” y denuncia “la represión mediática, judicial y policial”.

DxC y la Mesa de Emergencia Docente sostienen que "la escuela será siempre nuestra"

El objetivo de la Mesa: “nos comprometemos a defender la educación en los valores democráticos, en la cultura de la paz y en el espíritu crítico” para construir una “sociedad justa, democrática y participativa”.

Apostilla: efectivamente, al parecer, se pueden haber cruzado presuntamente algunos límites que ponen en alerta al sector.

Por cierto: ¿el profesorado está habilitado para fomentar el espíritu crítico dentro del aula?

¿Quién habilita y con qué criterios? Y, ¿cuál es la dirección y contendido del espíritu crítico que hay que fomentar? 

Conclusión

Si el nacionalismo catalán callejero dice que “la calle siempre será nuestra”, DxC y la Mesa de Emergencia Docente sostienen, implícita y explícitamente,  que “la escuela siempre será nuestra”.

Es decir, de ellos. Más de lo mismo y más de los mismos.  Efectivamente, en Cataluña hay una situación de emergencia docente.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Miquel Porta Perales

Analista, Economía Digital. Autor de 'Paganos' (ED Libros)

Miquel Porta Perales completa un año particularmente productivo con ED Libros. A Totalismo se suma Paganos, que parte de la pregunta "Y ahora, ¿en qué creemos?" para analizar el renacimiento de lo pagano en sus diversas formas de expresión.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad