España sufrirá una de las mayores crisis económicas del mundo

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, durante el pleno en el que se aprobó la prórroga del estado de alarma hasta el próximo 11 de abril. EFE/Mariscal POOL

España sufrirá una de las mayores crisis económicas del mundo

Sánchez pasará a la historia con dos hitos a sus espaldas: la peor gestión sanitaria de la pandemia y la mayor crisis económica de los países afectados

La recesión que experimentará la economía global en 2020 tiene su origen en la grave crisis sanitaria que ha provocado el surgimiento y expansión del coronavirus, y, dado que España es uno de los países más afectados, con la segunda tasa de fallecidos más elevada del mundo, también sufrirá una de las mayores contracciones del PIB.

Por desgracia, muchos españoles todavía no son conscientes de la profundidad del problema. El panorama económico que se cierne sobre el conjunto del país, en ausencia de una vacuna o un tratamiento eficaz contra la pandemia, es peor que el de la crisis de 2008. La “nueva normalidad” de la que tanto habla el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos traerá un mundo muy diferente al que existía antes de la aparición del coronavirus.

El distanciamiento social será la norma, no la excepción, y la posibilidad de rebrotes obligará a reimplantar restricción de movimientos, cierres de actividad e incluso nuevos confinamientos de la población, al menos en algunas zonas o ciudades. Además, siendo el turismo uno de los sectores más afectados por esta crisis y el principal motor económico de España, la ansiada recuperación será más lenta y complicada de lo que prevé el Gobierno.

Por el momento, el PIB ya registró una histórica caída del 5,2% en el primer trimestre con apenas 15 días de cuarentena en la segunda mitad de marzo. Sin embargo, los primeros indicadores de abril avanzan un desplome mucho mayor en el segundo. La actividad del sector privado se situó en apenas 9,2 puntos el pasado mes, según el índice compuesto de gerentes de compras (PMI) que elabora IHS Markit.

Un nivel inferior a 50 indica contracción. Y, aunque es cierto que todos los países golpeados por la pandemia sufrirán fuertes descensos del PIB como consecuencia de las restricciones impuestas, España experimenta el peor resultado de Europa, seguida de Italia y Francia, junto con la mayor destrucción de empleo.

Si el dato de la zona euro, con una media de 13,6 puntos, refleja una caída del PIB del 7,5% en el segundo trimestre, el doble que en el primero, superando con creces el peor declive observado durante la crisis financiera mundial, el hundimiento de la economía española se situará, probablemente, por encima del 10%, la mayor de Europa.

 

GRAFICO1

De hecho, España se enfrenta a una de las peores crisis económicas del mundo, tras experimentar el segundo mayor parón del sector servicios en abril, después de India, y el segundo más intenso a nivel industrial de la OCDE. En concreto, el Índice de Actividad Comercial bajó a 7,1 puntos, una cifra que carece de precedentes, mientras que el pesimismo empresarial marca un nuevo récord.

 

GRAFICO2
 

La nefasta gestión del coronavirus ha provocado en tan sólo dos meses, marzo y abril, una caída en el PIB y una destrucción de empleo similar a la observada durante la crisis financiera internacional y los difíciles años posteriores.

Esta crisis ya se ha cobrado un descenso de 1,2 millones de afiliados a la Seguridad Social, un aumento de 615.000 parados y cerca de 3,4 millones de afectados por ERTEs. El número real de desempleados ronda hoy los 7,2 millones de personas, superando, por tanto, la peor cifra alcanzada en la anterior crisis.

"Es probable que pasen varios años antes de que la actividad perdida se recupere por completo"

El Gobierno insiste en que se trata de algo puntual y que, conforme avance el desconfinamiento, la economía se recuperará de forma rápida e intensa, pero la realidad es otra.

Tal y como advierte Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, “la mayoría de las empresas inevitablemente tendrán que trabajar a niveles muy por debajo de la capacidad total y algunos sectores como el comercio minorista, los viajes, el turismo y el ocio, que ya son los más afectados, continuarán viéndose muy afectados por el distanciamiento social”. Como consecuencia, “es probable que pasen varios años antes de que la actividad perdida se recupere por completo”.

Muchas empresas no volverán a abrir y otras tantas cerrarán en los próximos meses, de modo que sus trabajadores no tendrán puesto al que volver. España afronta la mayor recesión desde la Guerra Civil, peor que la crisis financiera de 2008, además de registrar la mayor contracción de Europa y una de las mayores del mundo en 2020.

El Gobierno de Pedro Sánchez pasará a la historia con dos hitos a sus espaldas: la peor gestión sanitaria de la pandemia y la mayor crisis económica de los países afectados.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Manuel Llamas

Analista del Instituto Juan de Mariana. Ha trabajado como periodista económico en Expansión y Libertad Digital, además de colaborar como tertuliano de radio y televisión.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad