La seguridad, las emergencias, la protección civil y la tecnología

En EEUU se emplea el Big Data para investigar crímenes y predecir delitos

La seguridad, las emergencias, la protección civil y la tecnología

A las puertas de una desaceleración de las grandes economías, no debemos cesar en el intento de hacer nuestro mundo más seguro

Hay una cosa en la vida que siempre me ha motivado y que ha conseguido que hoy me dedique a esto. Quizá por avatares familiares y en el ecosistema en el que convivía, siempre me preocupó que las personas nunca estuvieran solas cuando más lo necesitaban y esto ha sido el detonante de mis inquietudes humanas y también profesionales. 

Si la tecnología es fundamental a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas en este mundo, imaginemos lo que significa el desarrollo tecnológico cuando las personas más lo necesitan

Alguien dijo que el nivel de desarrollo de un país se debería medir por la capacidad que tienen los gobiernos, las empresas y las personas de predecir y poner las medidas necesarias y suficientes para acometer las situaciones de crisis donde el estado natural que todos conocemos pasa a ser una situación de emergencia. Estamos viviendo un momento maravilloso de desarrollo tecnológico que no se recuerda antes en la historia del hombre. 

La irrupción de tecnologías disruptivas en el escenario de nuestras vidas como el Big Data, el IoT, el BlockChain, la robótica avanzada dotada de Inteligencia Artificial, los drones, el 5G, las tecnologías aeroespaciales, la conducción autónoma.... No son más que el preámbulo de una película real de lo que vamos a ver en los próximos diez años. 

Todas estas tecnologías tienen un papel protagonista en una película en la que las situaciones vitales se convierten en situaciones críticas. 

Hay policías en el mundo que hacen previsiones de dónde se van a producir los delitos

La verdadera responsabilidad en los políticos, gobernantes, empresarios y profesionales está en conocer hasta la medida de sus responsabilidades todas las tecnologías posibles que puedan ayudar a las personas en los momentos que estas más lo necesitan. 

Del Big Data al reconocimiento de imágenes

En este momento hay policías en el mundo que hacen previsiones de dónde se van a producir los delitos y así asignar correctamente los efectivos a través de algoritmos conectaos a un sistema Big Data que recibe una grandísima cantidad de información de muchos lugares diferentes, con altísima velocidad y de veracidad garantizada. 

Las zonas críticas o de emergencia ya son vigiladas por RPA's y todo un desfile de unidades pilotadas a distancia para el reconocimiento del terreno para que no peligren vidas humanas. 

El desarrollo de las cámaras sumado al análisis y reconocimiento de imágenes sin duda ha contribuido y lo hará mucho más en que todos estemos más seguros y que los delincuentes, que los hay y siempre los habrá, no campen a sus anchas.

Debemos exigir inversión, investigación e implantación de las tecnologías más disruptivas y adecuadas para salvar vidas

A todos nosotros se nos exige exigir, en este caso más que nunca, que la personas que toman las decisiones tanto en el ámbito público como en el privado hagan exactamente lo que tienen que hacer, y es invertir, investigar e implementar las tecnologías más disruptivas y adecuadas para salvar vidas. 

A las puertas de una crisis económica mundial o cuando menos una desaceleración de las economías de los países más importantes del mundo, no debemos cesar en el intento de tratar de convertir a nuestro mundo en un mundo más seguro. Hagamos todos lo necesario e incluso lo imposible para que nadie esté solo cuando más lo necesite. 

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

José Antonio Ferreira

Analista invitado

José Antonio Ferreira Dapía es consultor tecnológico en Ferreira DapíaTechnologyConsultant.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad