This is the real Spain

El expresidente catalán Carles Puigdemont (c), tras una reunión con miembros del Partido Sinn Féin, durante la visita que protagoniza esta semana a Dublín (Irlanda)

This is the real Spain

En tiempos en los que Puigdemont sueña con una alianza de Rusia y la "república catalana", el vídeo "This is the real Spain" es una bocanada de aire fresco

Desde que Grant Thorton publicó en 2015 un vídeo titulado "La recuperación española desde un punto de vista diferente" no había visto nada tan bueno sobre nuestro país, destinado al exterior, como "This is the real Spain".

El vídeo no es espectacular, pero es inédito. Sin duda alguien podrá decir, y con razón, que es paradójico que el mismo Gobierno que pacta con Bildu y ERC impulse un vídeo hablando bien de nuestro país.

Además el vídeo tiene la novedad que algunos sectores que jamás toman partido lo hacen: Ana Patricia Botín, banquera, por cierto con un acento inglés perfecto. Iñaki Gabilondo, gran periodista y referente progresista. Casi nunca ni izquierdistas ni banqueros hacen grandes demostraciones patrióticas. Bienvenidas sean.

Pero lo mejor del vídeo es que “nunca es tarde si la dicha es buena”.

Lo peor de la campaña independentista en el extranjero, que de forma cruda retrató Sandrine Morel en su libro En el huracán catalán, donde cuenta cómo la Generalitat compraba directamente a medios y periodistas con dinero de todos y amenazaba a los que no se dejaban comprar, no ha sido toda la porquería que sobre España se ha vertido en todo el mundo, pagada con dinero de todos los españoles a través del Fondo de Liquidez Autonómica.

Lo más incomprensible fue la falta de reacción y de estrategia alternativa alguna. Y eso que España tenía la ventaja de no necesitar mentir, solo hablar de la “real Spain”.

Mientras Europa tiembla por la intromisión de Rusia, Puigdemont flirtea con Putin

La campaña internacional debería ser para el Gobierno de España cosa fácil.

Se dice que los independentistas son muy buenos en comunicación, es posible, aunque también es cierto que con dinero todo luce, pero el problema que tienen es que su ideología y los posicionamientos derivados de la misma suelen ser infectos. Solo hay que ver sus posicionamientos en política exterior la semana que termina:

Los eurodiputados de ERC en el Parlamento Europeo votaron con Nicolás Maduro y contra el apoyo a Juan Guaidó. El europarlamentario de Carles Puigdemont se abstuvo.

Toda una muestra de su cercanía al totalitarismo y su desprecio por la dignidad humana, de la que tan falta está la población venezola, carente de medicamentos, material higiénico, comida o seguridad personal.

Puigdemont dio una entrevista a un medio ruso, en el que además de decir un montón de barbaridades sobre España alabó la futura alianza de Rusia y la "república catalana".

Mientras Europa tiembla por la intromisión de Rusia en las elecciones holandesas, italianas, alemanas o en el "procés" catalán, Puigdemont flirtea indisimuladamente con un país que ha invadido a su vecino ucraniano y se ha anexionado el 50% de su territorio o reprime a homosexuales, adversarios políticos, etc.

Finalmente la semana se cerro con la okupación por parte de la ANC de la oficina de la Comisión Europea en el Paseo de Gracia de Barcelona.

Que "This is the Real Spain" se convierta en una campaña que nos anime a sentirnos orgullosos de nuestra realidad

En una semana los indepes han sido bolivarianos, pro-Putin y antieuropeos. Un recital de despropósitos difícilmente superable.

En estas circunstancias “This is the real Spain” sin quererle quitar mérito alguno está chupado. Lo que sería magnifico es que no sea un acto aislado y que forme parte de una campaña que a nivel internacional nos permita restablecer nuestra reputación como país y a nivel interno nos anime a sentirnos legítimamente orgullosos de nuestra realidad.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Joan López Alegre

Analista, Economía Digital

Joan López Alegre, al margen de su carrera política -fue diputado en el parlamento catalán-, es profesor de comunicación política en la UAO-CEU y licenciado en Historia (UB).

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad