Pacto exprés con la bendición de Greta

La joven activista sueca Greta Thunberg, durante su intervención en el cierre de la Marcha por el Clima de Madrid. Foto: Efe

Pacto exprés con la bendición de Greta

Greta Thunberg acaparó este viernes los medios desviando la atención de las negociaciones, algo que vino muy bien a Pedro Sánchez

El Rey tiene por delante una maratón, afortunadamente para él ERC, EH Bildu y la CUP van a hacer patente su grosería institucional y personal y le van a acortar la agenda no asistiendo a la convocatoria.

Sánchez tiene prisa, los sobres ya no corren por Génova, sino por las manos de la pareja Irene MonteroPablo Iglesias, Unidas Ensobramos. Las revelaciones a la prensa sobre las fechorías políticas, personales y económicas publicadas por entregas pueden complicarle, aún más si cabe, la ya de por si difícilmente justificable investidura.

Juntos a los líos cutres en Unidas Ensobramos, la impredecible resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la plenitud de derechos como Europarlamentario de Oriol Junqueras y el Congreso de ERC el día 21, en el que no es descartable que las bases republicanas sucumban a los cantos de sirena llegados de Waterloo, aconsejan a Sánchez un pájaro en mano más que una investidura volando. Demasiados obstáculos para dilatar en exceso una investidura que, si se le vuelve a torcer, ya no tendría VAR que lo arregle.

El líder socialista lleva unos días dejando, sin reparo, descaradamente, que ERC le marque la agenda. No recurre ante el Tribunal Constitucional resoluciones del Parlament claramente inconstitucionales y que tanto el gobierno de Mariano Rajoy como el suyo habían elevado al alto tribunal hasta ahora. Y también accede a que la próxima reunión con ERC se celebre en Barcelona, al igual que CiU obligo a José María Aznar a negociar en la Ciudad Condal hasta el extremo que una hija de Rodrigo Rato nació en la Dexeus.

El lugar de la reunión, por lo tanto, no es lo más llamativo; sí lo es que ERC imponga que la reunión se celebre el mismo día que Gabriel Rufián tendría que haber despachado con el Rey en la ronda de consultas. La política son gestos, detalles que se convierten en tomas de posición. Botín (EDP) recibiendo en tirantes a Zapatero, Trump señalando a Sánchez de forma imperativa dónde sentarse, etc.

Sánchez necesita cerrar el pacto, hacerlo rápido e ir a la investidura en la primera fecha posible, el 19 de diciembre. Las bases de ERC deben ratificar un pacto que Aragones, en nombre de Junqueras, debe vender a sus militantes como su rendición tras victoria en el vagón de Versalles. El tiempo es un riesgo que no se puede permitir. Y ahí llega Greta Thunberg para echarle un capote.

Las fechorías políticas, personales y económicas reveladas a la prensa de Podemos pueden complicar la investidura

La Cumbre del Clima eclipsa las negociaciones

La siempre enfurruñada niña sueca ha llegado a Madrid en un halo de laica santidad acaparando la atención de los medios y distrayendo a estos y a la opinión pública de los detalles de los acuerdos entre podemitas, sanchistas, batasunos, nacionalistas vascos e independentistas catalanes. La cumbre del clima le viene a Sánchez como agua de mayo, nunca mejor dicho, mientras los medios teorizan sobre la salvación del planeta y la humanidad no profundizan en los detalles no contenidos de unos acuerdos que van a elevarse a definitivos en los próximos días.

A la Cumbre del Clima de Greta le queda una semana y al pacto poco más para que cristalice. Para Nochebuena, con toda probabilidad, tendremos gobierno de España, gracias a los enemigos de esta. SM el Rey deberá dar un discurso navideño con la incertidumbre de lo que vaya a suceder dado que la felicitación navideña el mismo 24 de diciembre sino que se prepara con tiempo. De esta manera podrá hablar de la Cumbre de Greta pero poco del nuevo gobierno.

A partir de entonces, una parte de los ministros de día, que son los que se turnan en acompañarlo en sus actividades públicas, serán enemigos manifiestos de la monarquía –me refiero a los podemitas-. Y el nuevo gabinete dependerá de unos partidos como ERC y EH Bildu que no solo aspiran a derrocar a la monarquía, sino a la destrucción del país que gobernarán desde sus escaños y desde las sombras.

Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Joan López Alegre

Analista, Economía Digital

Joan López Alegre, al margen de su carrera política -fue diputado en el parlamento catalán-, es profesor de comunicación política en la UAO-CEU y licenciado en Historia (UB).

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad