Zegna acude al rescate de su filial catalana

02 de febrero de 2014 (19:12 CET)

La multinacional textil italiana Ermenegildo Zegna ha inyectado 4,5 millones de euros a su filial catalana Ezeti para recomponer su equilibrio patrimonial. Las pérdidas acumuladas por dicha empresa habían reducido peligrosamente sus recursos propios a una cantidad muy inferior a la mitad del capital social. En consecuencia, la matriz transalpina ha tenido que dar un paso al frente para evitar la disolución de su subsidiaria. Tras el aporte de fondos, Ezeti cuenta ahora con un capital de 6,3 millones de euros.

Zegna está presente en España desde los años sesenta del siglo pasado. Posee aquí dos empresas, Ezeti e Italiana de Confecciones (Italco). Una y otra manufacturan en sus plantas de Sant Quirze del Vallès americanas y pantalones, tanto para la propia multinacional como para otras marcas de lujo competidoras de la propia Zegna. Este es uno de los secretos mejor guardados de la casa, pues por razones comerciales, las marcas textiles que encargan la producción a Zegna pretenden a toda costa que el hecho no sea de dominio público.

Giorgio Delpiano es el máximo ejecutivo del grupo en España. La presidencia no ejecutiva está confiada a Josep Coll Alsius, abogado del grupo Zegna desde hace varios decenios.

Desde Sant Quirze del Vallès también se dirigen las actividades de la multinacional en Portugal y en varios mercados iberoamericanos, entre ellos, Argentina, Chile, Colombia y Uruguay. Ezeti e Italco contabilizaron en 2012 unos números rojos de casi 16 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad