Y la pregunta es…

05 de diciembre de 2013 (20:38 CET)

Parafraseando a Francesc Homs, este viaje a Itaca va camino de convertirse en el mayor ridículo de la historia de Catalunya. Se ha llegado a tal momento de “colocación emocional” que hasta la pregunta más elemental del mundo “¿Quiere que Catalunya sea independiente?” parece es incapaz de consensuarse. Desconozco si discuten por un tema de sufijos, prefijos, negaciones, valoraciones, connotaciones o hasta palpitaciones.

Algunos pensamos que quizás la pregunta correcta sería “¿Quieren que Catalunya sea independiente de una puñetera vez?”, o quizás otros prefieran más el estilo “¿Quieren que Catalunya sea independiente de una España que nos roba?”, o que pongamos Europa, la OTAN, el puerto chino, la China del Puerto o vaya a saber a qué asesor del asesor del asesor que comentó por un plato de jamón que esto sería reconocido por todos. Hasta Artur Mas admite que hacerse independiente para que nadie te reconozca es ridículo.

Y, al final, todo está siendo tan ridículo, que el mayor ridículo es que ni ellos mismos saben que pregunta hacer. Lo cuál sin lugar a dudas es la mayor incapacidad de la sandez mental. Mientras, eso si ,generando informes de futuras batallas, de futuros sueños oníricos, de servicios secretos a lo 007 mientras cualquier colgado se dedica a robar claves y datos de la Generalitat. Todo transcurriendo bajo la máxima normalidad.

El problema de Homs y Mas no es que hagan el ridículo, viendo su Currículum nada nuevo, sino que han llevado al país al momento más vergonzoso de su historia. Catalunya no sólo baja en sus variables económicas, sino que entra en una catarata inmoral que necesitará de varias generaciones para volver a su lugar. Mientras algunos seguirán hablando de su pregunta. Una pregunta que todos tenemos en mente, pero que ellos son incapaces de escribir. Porque al final da igual que puñetas diga la pregunta, ya que la pregunta es...
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad