Y ahora a esperar el aplauso de los mercados

01 de octubre de 2012 (10:29 CET)

Oliver Wyman (OW) cumplió. Tras todo tipo de filtraciones, la consultora daba a conocer las necesidades de capital del sistema financiero español que ascienden a 59.300 millones de euros, en un escenario adverso, y a 53.745 si se tienen en cuenta los procesos de fusión en marcha y los efectos fiscales.

Es de suponer que a la tercera va la vencida y que en esta ocasión, los mercados van a conceder la confianza a la banca española, tras los dos primeros test de stress realizados a nivel europeo en 2010 y 2011, aunque el factor confianza y el factor credibilidad son elementos básicos para dar por terminado el largo proceso de dudas que ha recaído sobre el sistema financiero español en los últimos años.

Los mercados tienen la última palabra y a partir del 1 de octubre son ellos los que determinaran el grado de confianza alcanzado por la banca española. Bien es cierto que la economía española no vive sus mejores momentos. Los resultados de los trabajos coordinados por OW se hacen públicos cuando se cumple el sexto mes desde que la prima de riesgo española no baja de los 400 puntos básicos frente a la alemana (solo el 12 de septiembre, tras la actuación del BCE, se situó en los 397puntos).

Hace seis meses, nadie hubiera apostado a que España iba a aguantar con la prima de riesgo por encima de los 400 p.b. y ello tiene su reflejo en el proyecto de Presupuestos para 2013: 10.000 millones de euros extra para hacer frente al pago de intereses de la deuda.

En pocas ocasiones se ha visto un despliegue tan potente como el realizado y coordinado por OW, lo que se refleja en el hecho de que se ha escrutado el 90% del sistema, compuesto por 14 grupos bancarios y la totalidad de sus carteras crediticias al sector privado residente y al inmobiliario. Dicho en otras palabras: 36 millones de préstamos; 8 millones de garantías; 115.000 operaciones auditadas; 1,7 millones de tasaciones; 8.000 activos singulares tasados y la totalidad de los planes negocio a tres años de cada entidad revisados.

Para ello han sido necesario equipos que difícilmente se van a volver a reunir y que se han constituido con expertos del Banco de España, de cuatro grandes auditoras de ámbito internacional; de seis tasadoras y de 22 entidades individuales. Y todo ello controlado y supervisado por el Banco de España, el Ministerio de Economía, el FMI, la European Banking Authority (EBA) y la Comisión Europea.

Y los escenarios sobre los que se han proyectado los trabajos tanto en materia de crecimiento de PIB como de morosidad o resultados, no han podido ser más exigentes y rigurosos, triplicando en muchos casos los datos conformados por el consenso. Con todo ese potencial sobre la mesa, pocos, muy pocos, podrán poner los resultados en duda: 270.000 millones de euros de pérdidas esperadas acumuladas por el sector; aproximadamente el 25% del PIB español y del 17,5% de los activos.

Deducida la capacidad de absorción de pérdidas, el déficit de capital supera los 54.000 millones (59.000 millones sin fusiones ni créditos fiscales):

- El 86% del déficit está concentrado en las cuatro entidades nacionalizadas – Frob.

- El 14% restante son tres entidades no sujetas a la disciplina del Frob (Popular-Pastor, BMN y Libercaja);

-Siete grupos, el 62% de la cartera analizada del sector, no necesitan capital (Santender, BBVA, Caixa, Kutxa-CajaSur, Sabadell-CAM, Unicaja- CEISS).

Los resultados del proceso proyectado a junio de 2013 son determinantes: sector muy capitalizado; muy saneado y más eficiente. Tras la recapitalización de 53.000 millones de euros, el core capital del sistema alcanzará el 12,8%.

Como consecuencia de las mayores provisiones exigidas por las dos primeras reformas financieras y con menos activos tóxicos debido a las transferencias de activos al banco malo, mejorará sustancialmente la ratio de provisiones sobre activos, lo que conducirá a una mayor eficiencia tras la aplicación de los planes de restructuración.

Las mayores necesidades de financiación corresponden a Bankia con un total de 24.743 millones, seguido de Catalunyabank, con 10.825 millones y NCG Banco con 7.176 millones de euros.

Del grupo de elite de la banca española, Santander es el que tiene el mayor surplus de capital en números absolutos al ser el único banco que mejora su Common Tier 1 en el escenario adverso, al pasar del 9,7% en 2011 al 10,8% en 2014, con un capital para ese año de 57.100 millones de euros, lo que supone crear capital incluso en el escenario más adverso: 2.600 millones de euros en 2011-14.

La fusión de cajas vascas lidera, sin embargo, el ranking de solvencia, con una ratio de capital básico del 11,6% en el escenario adverso.

Como dicen los libros, la confianza es la seguridad que alguien tiene de otro individuo o de algo y supone una suspensión, al menos temporal, de la incertidumbre respecto a las acciones de los demás. En la medida en que la confianza puede ponerse en duda y a prueba, conlleva siempre incertidumbre y riesgo, anticipación y cálculo de probabilidades, en definitiva, un tipo de apuesta. La duda siempre está presente en las relaciones de confianza.


** Carlos Díaz Güell es editor de 'Tendencias del Dinero', publicación 'on line' económico-financiera de circulación restringida
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad