Una pizzería releva al histórico restaurante Gatell

12 de diciembre de 2013 (20:07 CET)

Los tiempos cambian a una velocidad de vértigo. Hace dos años, los amantes de la buena mesa se llevaron un gran disgusto por el cierre del emblemático restaurante Gatell, de Cambrils. Éste había permanecido abierto sin interrupción durante casi un siglo, siempre a cargo de la misma saga de expertos de los fogones. Pero como todo en esta vida, un día le llegó su fin. Los titulares del negocio, el matrimonio formado por Joan Pedrell y Fanny Pallejà, nietos del fundador, se jubilaron en diciembre de 2011, y echaron para siempre la persiana del negocio.

Poco después, se demolió el edificio que albergaba el establecimiento y ahora los propietarios del inmueble están levantando uno nuevo de cuatro plantas. Las obras avanzan a paso de carga a fin de que estén concluidas hacia Semana Santa. Sus bajos volverán a acoger la misma actividad que se desarrolló durante casi cien años: un negocio de hostelería.

Pero la cocina mediterránea del soberbio Gatell dará paso al restaurante Trastevere, especializado en pastas y pizzas. Sus impulsores son también titulares de la pujante cadena de pizzerías La Tagliatella. Esta última tiene su sede central en Lleida y está presidida por Steven Winegar. En 2012, La Tagliatella facturó 70 millones y ganó 8 millones netos.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad