Un presidente con cara

Sin título

22 de diciembre de 2009 (13:40 CET)

Hace unos días ya escribía sobre el presidente de la patronal, el señor Díaz Ferran. Decía que sus empresas son una chapuza de considerables dimensiones. La semana pasada Caja Madrid le reclamaba un crédito de 26 millones de euros. De alguna manera, Miguel Blesa se cogía su revancha personal contra Esperanza Aguirre –que lo ha defenestrado como presidente de la caja madrileña– dando una patada al culo del presidente de la CEOE, aliado de pro de la presidenta de Madrid. Blesa reclamaba un crédito al todopoderoso presidente de la patronal que también es consejero de Caja Madrid.

Simplemente, reclamaba que pagara como todo ciudadano que tiene un crédito en una entidad financiera. No lo había cobrado porque la evidencia es que este "gran gestor" parece un gruyère. Tiene agujeros por todas partes. Caja Madrid quería evitar lo que todo apunta: que Díaz Ferran no paga a nadie.

La última es la crónica de una muerte anunciada, la de Air Comet. La aerolínea de Díaz Ferran no paga a los trabajadores desde hace cinco meses, los aviones han sido embargados y ha dejado a centenares de pasajeros en el suelo con su billete pagado. ¡Eso sí que es gestionar! Díaz Ferran no se da cuenta de la realidad, ni de su empresa ni como presidente de los empresarios.

También la semana pasada en el marco del Comité Ejecutivo de la CEOE preguntaba a sus compañeros si tenía que dimitir por los repetidos y continuados escándalos. Le dijeron que no. Esperemos que los patrones no se lo repiensen, porque la CEOE no se puede permitir tener un... Leer más...
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad