Sueldos al margen de la línea Obama

09 de febrero de 2009 (20:46 CET)

Publicaba hace una casi una semana el diario Cinco Días que los administradores judiciales de Martinsa Fadesa habían fijado para su presidente, Fernando Martín, un sueldo mensual de 75.000 euros. No está mal. Son 900.000 euros al año, bastante más del doble de los 400.000 euros que Obama ha fijado como tope para los ejecutivos de las empresas que reciban ayudas públicas en los Estados Unidos.

Ciertamente, no está claro que Martinsa Fadesa haya recibido ayudas públicas o las vaya a recibir, pero parece de cajón, y por eso está en concurso de acreedores, que no podrá salir de su actual situación sin que una buena parte, si no toda, de las personas que le prestaron servicios renuncie a cobrar algo de sus deudas.

En cualquier caso, 75.000 euros al mes, 12 millones y medio de pesetas, casi medio millón al día, parece un sueldo excesivo en los tiempos que corren para una persona cuyos principales méritos, a la vista de lo que tenemos, hayan sido llevar a su empresa a un endeudamiento de 7.000 millones de euros, lo que la situado como la mayor suspensión de pagos de la historia de España.

Por cierto, ayer lunes se supo que Martinsa Fadesa perdió un total de 2.250 millones de euros en los nueve primeros meses de 2008, frente a las pérdidas de 230 millones de euros inicialmente calculadas. Un prodigio de control financiero, vamos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad