Soraya Sáenz de Castilla

30 de abril de 2015 (00:00 CET)

Llegó Soraya y mandó parar. Basta de mandangas. Es "amnistía fiscal" o como quiera usted llamarla. Cabreada. Tensa. Arisca. Con humor de perros. Y dando dentelladas a quien se le ponga. Lleva un tiempo así de descontrolada. Castilla en las venas. Algo no sale bien. Algo no está saliendo como quiere la Vice, Soraya de Castilla.

La filtración del caso Rato le trae fuera de sí. ¿De dónde ha salido? Con Montoro se las tiene tiesas. Es de su bando y… ¿lo habrá filtrado él? Uf, Montoro ¡cómo lo descubra! El otro frente lo tiene en el partido. Soraya frente a Cospedal. Se olvidan de que a un gallego no hay quien lo eche. "Apuesten por mí", y se queda tan ancho el mismísimo Mariano.

Pero la batalla entre las dos damas del PP es agria, visceral. Se juegan la sucesión. Hoy. Porque el 25 de mayo… veremos, que dijo el ciego de Rajoy. Pero hoy Soraya no puede ver a Cospe. La secretaria cuenta con el llamado G8, ministros amigos del presidente. Son los llamados antisorayos. Margallo, F. Díaz, Pastor, Soria, Cañete, Catalá, Tejerina y Morenés. Vamos, no quedaría ninguno con Soraya de Castilla de presidenta.

Las disputas no son nuevas. Viejas rencillas que toman auge con filtraciones a la prensa. Pero nada nuevo. Que si Arenas controla Andalucía, que si Feijóo viene a Madrid, negocios de López del Hierro, (marido de la Cospe), salida de tono de Riolobos y, sobre todo, que Soraya es intocable en los medios.

Algo de esto último hay. Porque ningún medio toca a la Vice. Ella manda. Ella ha salvado de la quema a más de un medio. Luego… sumisión. Fin de la prensa libre de papel. Ya no hay. Pues aun así, Soraya Sáenz de Castilla ruge entre los muros de Moncloa. Anda el personal como una vela entre pasillo y pasillo. Y se desahoga en el Congreso. Palo al micrófono, por si los del PSOE no se han enterado. Que ellos hicieron dos amnistías opacas. Ya me han oído, ¿no? Pues ¡ale!, que me voy a bailar. Y se fue. A Sevilla la pasada semana. Hoy se irá a Castilla, casi seguro.

Los campos están hermosos y verdes. Pero el viento huele mal. ¡Cuidado Soraya!, el Pisuerga tiene mucho lodo. Hay Villanuevas que son viejos y Herrerías que deben ser cerradas. Castilla quiere gente limpia. Castilla necesita ser otra vez Castilla. Por Castilla. Te toca, Soraya.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad