Smart Nation

Josep Huguet

31 de mayo de 2014 (19:18 CET)

A principios de este año, la Autoridad de Desarrollo de Singapur (IDA) organizó un seminario sobre las tendencias y la evolución de las ciudades inteligentes, y las políticas necesarias para fomentar las inversiones y para impulsar el crecimiento y la adopción de los servicios inteligentes. La ciudad-nación está liderando globalmente la transformación en esta dirección.

Según Manu Gupta de Lakestar, uno de los participantes, una ‘Nación Inteligente’ es la que puede responder de manera rápida y eficiente a las necesidades de su sociedad a través del uso de tecnologías innovadoras. Los ciudadanos se benefician de una mayor eficiencia en su vida cotidiana, lo que reduce, incluso, las molestias más leves relativas a problemas comunes como el tráfico, el aparcamiento, la limpieza o el saneamiento, la vivienda o incluso la burocracia. Una nación inteligente aborda estas cuestiones a través de la gestión de información.

En el seminario se apuntó cómo la compilación de datos procedentes de los comentarios de los ciudadanos o de las organizaciones e instituciones existentes, permiten su análisis y evaluación para mejorar los procesos y las soluciones técnicas, que tienen que ser implementadas por el Estado, o por la misma sociedad. Los beneficios de este sistema permiten externalizar servicios de la administración o que los ciudadanos denuncien problemas de la ciudad inmediatamente en sus teléfonos móviles; o la optimización del transporte con la gestión eficiente de la frecuencia de trenes y autobuses.

En el mismo seminario, Blair Levin, del Aspen Institute, afirmaba que el atributo clave de una nación inteligente es su capacidad para utilizar las herramientas clave de la era de la información -enorme potencia de computación y almacenamiento, redes de alta velocidad y los dispositivos conectados potentes- para aprender constantemente y ofrecer inteligencia procesable para mejorar las perspectivas económicas y sociales, y el bienestar de sus residentes. En el campo de la educación, la salud, la seguridad pública, el transporte, o cualquier otro aspecto de la propia economía y sociedad, la aplicación de esta filosofía de ciudad/nación inteligente permite aprovechar nuevas oportunidades para hacer la vida mejor para todo el mundo.

Singapur tiene, sin duda, una buena posición para lograr la excelencia en esta dirección. Ya ha aplicado tecnología digital en la gestión de los muelles de contenedores del puerto y en varios servicios del aeropuerto. También lo ha aplicado en la capacidad de la administración para interactuar con la ciudadanía y para compartir información que mejore la eficiencia.

Uno de los retos actuales es poder recoger, almacenar y analizar los datos para ayudar los habitantes de Singapur a tomar mejores decisiones sobre sus propias vidas. Ninguna sociedad realmente ha abierto esta oportunidad, en parte debido a los temores, justificados, que estos datos estén sometidos a riesgos de piratería. Pero es de esperar que la tecnología de encriptamiento y de seguridad de datos permita pronto un acceso fácil a todas las personas para tomar mejores decisiones sobre su atención médica, la educación, la capacitación para el trabajo, las decisiones financieras y de casi todos los otros aspectos de su vida.

Muchas empresas nuevas surgirán si se apoya esta línea. Singapur está preparada para liderar esta transformación.

Con toda la distancia que haga falta Catalunya, o si se quiere Barcelona ciudad/nación, está en disposición de emprender un rumbo como Singapur. Ahora bien, para poder ser plenamente una ‘smart nation’, hay que ser primero una ‘start up nation’. ¿Verdad que me entienden?

Macedonia

1. Hace siete días el mapa político se trastocó. El bipartidismo dinástico español tocado de muerte. Y el principio del fin de la Tercera Restauración. En Catalunya la permanencia de la hegemonía de CiU en sus feudos tradicionales y la sustitución del PSC por ERC en los feudos del primero. Las elecciones europeas son para hacer experimentos. Pero si el resultado gusta y los beneficiados, republicanos, saben transformar la composición del partido incorporando cuadros representativos de la Catalunya metropolitana, el cambio de foto puede perdurar una larga temporada.

2. La explosión de Can Vies, ¿es un error de cálculo del Ayuntamiento? Una dirección torpe de los Mosos? Quizás sí. Pero también puede ser fruto de la concentración en Barcelona de grupos violentos de tendencia anarquista. Por cierto, muy fáciles de infiltrar por los servicios secretos nacionales e internacionales. Por eso, del mismo modo que toca denunciar abusos en las acciones policiales, se tiene que denunciar contundentemente cualquier uso de la violencia para defender ideas. Y esta denuncia se echa de menos en los grupos alternativos que pretenden construir legítimos oasis autogestionados, que se deslegitiman cuando se aprovechan de las piedras y el fuego. A Fernández Díaz le faltó tiempo para enviar refuerzos de la policía nacional, sin que nadie se los hubiera pedido. Recordamos la historia. Memorial de Conde Duque de Olivares a Felipe IV (1625) recomendando:

"Hacer que se ocasione algún tumulto popular grande y con este pretexto meter la gente, y en ocasión de sosiego general y prevención de adelante, como por nueva conquista asentar y disponer las leyes en conformidad con las de Castilla y de esta misma manera irla ejecutando con los otros reinos.(…)”
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad