Siguen las pérdidas en Magneti Marelli

09 de junio de 2013 (23:27 CET)

Las matriculaciones de turismos a duras penas alcanzarán este año los 700.000 automóviles, cifra análoga a la del ejercicio anterior. Desde que comenzó la crisis, las redes comerciales han despedido a 50.000 personas, el 28% de la fuerza laboral, y han cerrado cerca de medio millar de concesionarios. Cifras elocuentes que hablan por sí mismas.

Como es lógico, la debacle de las ventas está teniendo consecuencias muy negativas en los proveedores. Uno de los más importantes de Catalunya es el grupo Magneti Marelli, integrado en Grupo Fiat. Magneti cuenta con plantas fabriles en Barberà del Vallès, Santpedor y Llinars del Vallès, que se dedican a abastecer a Seat y Nissan de tubos de escape, faros y productos electrónicos.

Magneti nada desde hace mucho tiempo en un caudaloso torrente de números rojos. Sólo en el último cuatrienio, las cuentas de la casa arrojan un mayúsculo quebranto de 25 millones de euros. En el sector automovilístico pintan bastos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad