Sedatex, una textil que gana dinero

21 de noviembre de 2013 (20:09 CET)

No es frecuente hallar una empresa catalana del ramo textil que tenga instalados aquí sus centros fabriles, gire sumas sustanciosas y arroje saneados beneficios. Esta triple circunstancia concurre en la histórica Sedatex, propiedad de la prolífica familia Pich-Aguilera.

Sus cifras son elocuentes. En 2012, la firma facturó 91,6 millones, con leve retroceso del 3%, y declaró un beneficio neto después de impuestos de 3,9 millones, con alza de un 51%. Es de subrayar el volumen de sus recursos propios, que rozan los 50 millones.

Sedatex fue fundada en 1886 por iniciativa de Rafael Pich Puig. Desde entonces siempre se ha mantenido en manos del mismo linaje. La gestión corre actualmente a cargo de la quinta generación, encarnada en Enrique Pich-Aguilera Baurier.

La empresa produce cada año 70 millones de metros de tejidos naturales, sintéticos y artificiales, tanto lisos como estampados, que se destinan a los sectores industrial y de la moda. Dispone de un departamento de I D propio y exporta a medio centenar de países. La plantilla está formada por un centenar de personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad