Santander paga mucho mejor que BBVA

24 de febrero de 2014 (19:24 CET)

El eviterno presidente de Banco Santander, Emilio Botín, tiene fama bien ganada de pagar con esplendidez a su plana mayor. Ahí está su flamante segundo, el joven consejero delegado Javier Marín Romano, quien percibió el pasado año 4,3 millones de euros por ocho meses de trabajo, ya que fue designado primer ejecutivo a finales de abril de 2013. Su predecesor Alfredo Sáenz, se había jubilado poco antes, no sin llevarse a la faltriquera, a título de pensión, la bonita suma de 88 millones de euros que el banco le fue nutriendo año tras año con jugosas aportaciones.

La generosidad de Botín no cubre sólo el alto mando de la casa. También se extiende al segundo nivel, formado por los directores generales de auditoría interna, banca comercial, mayorista y privada, intervención general, riesgos y tecnología, entre otros.

En el banco de la llama roja lucen tal condición, en total, 18 ejecutivos. Su paga conjunta ascendió a 72,6 millones de euros, con alza del 25%, lo que arroja un promedio de 4 millones por cabeza.

También son espectaculares las cifras en BBVA, capitaneado por Francisco González, pero ni de lejos se aproximan a las de su eterno competidor. Así, el segundo de a bordo, Ángel Cano, ingresó 3,7 millones por trabajar el año completo. Pero donde se aprecia la sensible diferencia retributiva entre Santander y BBVA es en el escalón ejecutivo inmediatamente inferior. Los 13 profesionales que lucen el rango de directores generales ingresaron en junto 17,89 millones, a “sólo” 1,37 millones per cápita. Dicha suma no experimentó cambios de un año a otro.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad