Ruiz-Mateos, en la estafa de Nueva Comarcal

08 de mayo de 2013 (20:58 CET)

Para los últimos días del presente mes está previsto que se celebre, por fin, el juicio de Nueva Comarcal de Reus, en el que está imputado por estafa José María Ruiz-Mateos Rivero, hijo del polémico empresario fundador de Rumasa y de su infausta secuela Nueva Rumasa.

El asunto se remonta a 1998, cuando la empresa cárnica Prograsa llegó a un acuerdo para suministrar materia prima a la avícola Nueva Comarcal, controlada a la sazón por la familia Ruiz-Mateos. Ambas firmas convinieron que las entregas se abonarían mediante pagarés aportados por Hibramer, también de la constelación rumasiana. Llegó el vencimiento de los pagarés, el banco los devolvió por falta de fondos y Progresa demandó a Nueva Comarcal.

Ruiz Mateos Rivero
ha utilizado todo tipo de tretas para retrasar el juicio. Entre otras, ha suspendido su declaración media docena de veces. El pasado mes de enero estaba fijada la fecha de apertura en la Audiencia de Tarragona. Pero una semana antes, uno de los abogados de Hibramer renunció a seguir defendiéndola y el juicio hubo de aplazarse una vez más para que el nuevo letrado tuviera tiempo de leerse los 1.000 folios del sumario. Ahora se anuncia que la vista comenzará a finales de este mes. El fiscal acusa a Ruiz-Mateos Rivero de estafa y pide para él tres años y medio de cárcel.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad