Roca reparte dividendos pese a las pérdidas

24 de noviembre de 2013 (19:50 CET)

El hundimiento del sector de la construcción ha afectado con dureza a Roca Corporación, fabricante de bañeras, lavabos y otros productos sanitarios.

Desde que comenzaron los problemas, las plantas del grupo en España han puesto en marcha varios expedientes de regulación de empleo y, en los casos más acuciantes, han echado el cierre de algunos centros no rentables. El último ERE tocó a la filial Cerámicas del Foix, titular de una planta en Santa Margarida i els Monjos, con despido de 125 personas.

Por el contrario, Roca está invirtiendo fuertes sumas en otros países para atender la fuerte demanda que registra, sobre todo en China, Rusia, India y Brasil. Roca cuenta en total con 70 factorías desperdigadas en 18 países. La compañía está presidida por Carlos de Gomar Roca.

La cifra de negocio consolidada pasó en 2012 de 1.551 a 1.600 millones de euros. Son de destacar dos aspectos. De un lado, el enorme tirón de las ventas exteriores, que representan el 85%. De otro, el sexto recorte consecutivo del negocio en España, que en 2012 cayó un 18%.

Pese al avance global del giro, los resultados cambiaron de signo. Pasaron de 20 millones positivos a 31 negativos. Las mayores pérdidas correspondieron a Roca Sanitario, con 48 millones de déficit. En el polo contrario, Roca Brasil luce un excedente de 30 millones.

Pese a las pérdidas contabilizadas, los accionistas de la casa no se quedaron sin dividendo, que se cifró en 12,5 millones, idéntico al de 2011. Para poder distribuirlo, la sociedad echó mano de las reservas acumuladas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad