Reig Jofré ha multiplicado por cuatro su beneficio durante la crisis

29 de mayo de 2014 (19:42 CET)

La firma Laboratorio Reig Jofré, con sede en Sant Joan Despí (BCN), fundada en 1925, continúa viento en popa. Sus gestores prevén que durante el presente ejercicio, tanto el giro como los beneficios experimentarán subidas sensibles, gracias al auge de las exportaciones y a un estricto control presupuestario. Uno de los principales apoyos de la expansión residirá en el lanzamiento de nuevos productos surgidos de su departamento de investigación.

Reig Jofré ha capeado la crisis sin despeinarse. En 2007, logró unos ingresos consolidados de 59 millones y un beneficio neto de 1,5 millones. Desde entonces, ambas magnitudes lograron continuos incrementos. El año pasado, la cifra de negocio escaló los 118 millones, con alza de un 12% sobre 2012. Las ventas al exterior, realizadas a 52 países, mantuvieron la línea alcista y aportaron más de la mitad de los ingresos.

El salto del excedente todavía fue mayor, pues casi se cuadruplicó comparado con el de 2007, hasta los 5,9 millones. Se aplicó por entero a reforzar las reservas, que junto con el capital suman unos fondos propios de 40 millones. La plantilla creció de 654 a 718 personas.

La fuerte progresión de la firma en los últimos tiempos se reforzó con la compra del laboratorio sueco Bioglan, realizada en 2009 por 7 millones de euros. Bioglan es titular de una planta fabril en Malmö y de licencias para comerciar nueve productos dermatológicos. Sus ventas aportan 8 millones de euros anuales al giro de la compañía catalana. Ésta dispone, además del centro de producción citado, de otros dos sitos en Sant Joan Despí y Toledo.

El grupo incluye también Laboratorios Medea, Laboratorio Farmacéutico Orraván y Laboratorio Ramón Sala, todos ellos domiciliados en Sant Joan Despí.

Reig Jofré es uno de los principales fabricantes mundiales de especialidades farmacéuticas inyectables, tanto liofilizadas como antibióticos derivados de la penicilina.

Los principales accionistas de la casa son las hermanas María Rosa e Isabel Reig López, propietarias del 28% cada una; Alejandro, Ignacio y Montserrat García Reig, que poseen otro paquete conjunto del 28%; e Ignasi Biosca Reig, 15%. Este último es consejero delegado.

El año pasado, la compañía incorporó a su consejo de administración un peso pesado de la industria del fármaco, Emilio Moraleda, presidente y director general de Pfizer España en el periodo 1998-2008.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad