Reestructurando préstamos hipotecarios

Reestructurando préstamos hipotecarios

Reestructurando préstamos hipotecarios

Los seguidores de este blog saben que siempre he defendido una actuación de abajo a arriba: en lugar de inyectar capital en los bancos lo lógico sería reestructurar las hipotecas de la gente que con mayor probabilidad dejará de pagarla (pero con condiciones para asegurarse que no se beneficiará a familias que puedan pagar la hipoteca sin ayuda). Esta aproximación reduciría la tasa de morosidad y mejoraría la valoración en el largo plazo de muchos de los activos tóxicos, lo que haría menos necesaria la recapitalización de los bancos. Pero hay un pequeño problema: la mejora de las condiciones de los préstamos puede afectar negativamente, al menos en el corto plazo, al valor de los activos tóxicos al reducir los flujos de ingresos. Vamos por partes.

Leer más...
Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

José G. Montalvo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad