Rajoy, los recortes y la amnistía fiscal

stop

 

05 de abril de 2012 (12:28 CET)

El Gobierno de Rajoy ha aprobado una amnistía fiscal para ciertas rentas no declaradas que podría suponer un ingreso extraordinario de unos 2.500 millones de euros en los presupuestos de 2012, aun así, esto me parece una sandez comparada con el verdadero problema de España y de su economía sumergida.

Empezamos con datos para los descreídos:

1.ª Según los técnicos de Hacienda, la economía sumergida española representa casi una cuarta parte del PIB, es decir 245.000 millones de euros (23,3% del PIB). Si todo este dinero aflorara, la recaudación fiscal adicional podría llegar a los 40.000 euros. Más dinero que el plan de ajuste de este año. Mientras tanto, otros países de la Unión Europea como Gran Bretaña se sitúan en torno al 13%. En esto, igual que con las cifras de paro, volvemos a estar al frente de Europa. Quizás tiene alguna relación…

2.ª En el 2009, según los datos de la Agencia Tributaria estatal, la renta media de los asalariados españoles fue de 19.288 euros, mientras que la de los microempreserarios, pymes y profesionales liberales se situó en 12.089 euros. Es decir, que los mileuristas de este país ahora ya sabemos quiénes son: pintores, abogados, fontaneros, médicos, psicólogos, peluqueros, restauradores, etc… pobrecitos.

3.ª Las Comunidades Autónomas que hacen más fraude fiscal son: La Rioja, Canarias, Navarra, Ceuta, Melilla, Castilla-La Mancha, Galicia, Castilla y León, Aragón, Andalucía, Valencia, Murcia y Cantabria,  mientras que las que están por debajo la media son: Catalunya, Asturias, País Vasco, Madrid, Baleares y Extremadura. Así que, en parte, la supuesta riqueza catalana respecto a la España pobre y desamparada es sólo un mito. La diferencia se reduciría notablemente si los ciudadanos de otras comunidades defraudaran menos. Por lo tanto, aquellos a quiénes el déficit fiscal no los deja dormir, tendrían que tener en cuenta los índices de fraude fiscal por comunidades.

4.ª Catalunya tiene un tipo del impuesto sobre la renta (56%) similar al de Suecia (56,6%), uno de los más altos del mundo. Aun así, este tipo de gravamen tan alto no se corresponde con el nivel de vida ni con las prestaciones sociales del país nórdico. Al contrario, de todo el Estado, los catalanes son los que recibimos menos becas, menos subsidios y menos inversión estatal.

En conclusión, si en este país eres asalariado y vives en Catalunya, no sólo eres un cornudo y pagas por beber, sino que quienes reciben los subsidios encima se te mean en la boca. Francesc Pujols ya tenía razón cuando dijo aquello de que "los catalanes irán por el mundo y lo tendrán todo pagado", pero la gente no lo entendió. Lo que quería decir es que los catalanes, vayan donde vayan, verán un montón de cosas que previamente han pagado.

Si Rajoy quiere combatir la economía sumergida y aumentar la recaudación fiscal sólo tiene que hacer una cosa: aflorar y hacer tributar aquellas rentas que sus mismos técnicos de Hacienda han calculado, y que suponen una injusticia para aquellos que pagan religiosamente todos sus impuestos, y no hacer amnistías a aquellos que han defraudado. Es un incentivo para seguir defraudando en el futuro. Si algún fan de Rajoy no os quiere dar la razón le podéis decir que es como rebajar las penas a los etarras de hoy. Seguro que esta amnistía no se la han ni planteado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad