¿Quién dijo que Artur Mas no tenía ideología?

18 de febrero de 2014 (19:11 CET)

Con los años y después de lo vivido la capacidad de sorpresa casi siempre se atenúa. Siempre puede descubrirse, no obstante, algún espacio que sea capaz de sacudir las conciencias. A un servidor le ha sucedido al leer que el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, ha decidido suprimir las ayudas públicas que se destinaban a los partos múltiples, las adopciones y los procesos de acogida y tutela.

Mas y Oriol Junqueras están facultados para gobernar como deseen
, puesto que así son las reglas de juego de la democracia representativa y nada se puede decir, salvo que el sistema es imperfecto.
 
Es un político de la derecha carrinclona de siempre, con sus intereses de casta por delante de los sociales
Lo que fastidia más después de leer esa información es soportar a quienes intentan justificar que Mas se ha situado por encima del bien y del mal, que no tiene ideología política, sino que es un buen gestor comprometido con su país. ¡Y una leche!

El jefe del Ejecutivo catalán es un mal político de la derecha carrinclona de toda la vida, que antepone sus intereses de casta a cualquier cobertura social. Con el visto bueno, además, de ERC, que mantiene todavía que es un partido de izquierdas. Hay dinero para muchas cosas, y no quiero repasar todo lo que se gasta en materia doctrinal, además nunca falta para determinados clientelismos. Pero el apoyo a las familias no forma parte de esas prioridades sociales que según la Generalitat no iban a sufrir recortes. Luego critican a Rajoy por prometer una cosa con los impuestos y hacer otra a la hora de la verdad. Como si aquí, por la bandera, fueran muy diferentes. Además, los que gobiernan en Madrid se esconden bastante menos a la hora de reconocer su ideología.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad