Quiebra una participada de Telefónica y La Caixa

12 de junio de 2013 (20:11 CET)

Un juzgado de Barcelona ha decretado el concurso de acreedores de Addfleet. La empresa se constituyó en enero de 2012 por iniciativa de Bartolomé Olivares Baena y Daniel Cabrera Benítez. Su objeto social reside en mejorar la eficiencia de la movilidad en las ciudades y lograr así una red de transporte más sostenible. Para ello, los informáticos de la casa desarrollaron el programa llamado Gootaxi, que permite geolocalizar y seguir en tiempo real a los vehículos del servicio público de pasajeros.

La genial idea resultó muy atractiva. En el verano de ese mismo año, dos gigantes como Telefónica y La Caixa intuyeron que la empresa prometía y le inyectaron 3 millones de euros a cambio de la correspondiente participación accionarial.

Gracias al ingreso de fondos frescos, Addfleet dio el salto al exterior y se proyectó a Italia, EEUU y Brasil. Pero la crisis arrecia y la empresa acaba de suspender pagos. Si las estadísticas concursales no mienten, Adffleet tiene muchos números para dar ya por concluida su corta existencia y entrar en fase de liquidación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad