• Síguenos:

Púnica y Léon, Cospedal y Barazón

La trama Púnica hará estallar la cloaca de Génova 13. Y a su directora en curso la muy inútil y fracasada María Dolores de Cospedal. ¡Ay, Cospe! Todo tiene su fin. Todo llega a conocerse. La farsa sólo pervive hasta que se descubre. Y tu incompetencia ha quedado al descubierto. Creciste a la sombra de Esperanza, de Arenas y de Mariano. Pero el partido bajo tu mando es un desastre anunciado. Y Mariano no se entera. Y si se entera, seguro que sí, algo le impide mandarte de paseo a tu cigarral de Toledo. Tú sabrás qué es.

Porque el caso Púnica va a terminar contigo y con el Partido Popular. Mira que ha sido gordo, y es, lo de la Gürtel. Pues el Púnica va a ser peor. Al menos más dañino para el PP. La cloaca de Génova que está fermentando te va a engullir. Sal de ahí, o tu muerte política por asfixia está cantada. Y te llevarás a Mariano. Servidor da una vuelta por León y todo son comentarios.

Que si los púnicos, tu amigo Granados y su socio, te pidieron, Cospe, que auparas a Barazón a la presidencia de la diputación de León. Estuvo en la cárcel, pero da igual. Lo importante es el negocio. Barazón, ex alcalde de una aldea de León, Cuadros, llegó a presidir la diputación tras el asesinato de la presidenta Isabel Carrasco.

Pero claro, el sustituto, conocedor del entramado de Púnica en León, siguió la línea marcada  por Carrasco. Servicio a Púnica y negocios por doquier. Y las estaciones de esquí son negocio. Y León no está explotado. Tiene dos. Hay que hacer más. Hay que hacer negocio. Cobrar comisiones. Y tener a sus hombres en los cargos importantes y de decisión. A través de Donato González-Sánchez, director general de Société Générale, le pasa el mensaje a Cospe.


Ya ayudó a Granados cuando dejó la política, si es que la dejó, que eso no está claro. Cenas de negocios. Colocar a los amigos. En breve habrá que colocar a Cospedal. Aunque de eso se ocupará su marido, Del Hierro, del que se comenta se ha llevado un pastón --muchos millones, varios cientos-- al despedirse de Ámper. Luego no ha habido dinero para pagar a los trabajadores. ¡Oléééééé!

Los brazos de la Púnica son alargados. Incluso se comenta que han aprobado despachos desde Moncloa. ¡Ay, Mariano, qué cerca los tienes y no te enteras! Y los que no tienes en Moncloa los tienes en Génova. Con la Cospe de maestra. ¡Vamos Mariano, es hora de reaccionar! O te comerán los percebes. Ni León queda a salvo. Tendremos que rescatarlo.

Eladio del Prado

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad