Púnica y Léon, Cospedal y Barazón

28 de julio de 2015 (00:00 CET)

La trama Púnica hará estallar la cloaca de Génova 13. Y a su directora en curso la muy inútil y fracasada María Dolores de Cospedal. ¡Ay, Cospe! Todo tiene su fin. Todo llega a conocerse. La farsa sólo pervive hasta que se descubre. Y tu incompetencia ha quedado al descubierto. Creciste a la sombra de Esperanza, de Arenas y de Mariano. Pero el partido bajo tu mando es un desastre anunciado. Y Mariano no se entera. Y si se entera, seguro que sí, algo le impide mandarte de paseo a tu cigarral de Toledo. Tú sabrás qué es.

Porque el caso Púnica va a terminar contigo y con el Partido Popular. Mira que ha sido gordo, y es, lo de la Gürtel. Pues el Púnica va a ser peor. Al menos más dañino para el PP. La cloaca de Génova que está fermentando te va a engullir. Sal de ahí, o tu muerte política por asfixia está cantada. Y te llevarás a Mariano. Servidor da una vuelta por León y todo son comentarios.

Que si los púnicos, tu amigo Granados y su socio, te pidieron, Cospe, que auparas a Barazón a la presidencia de la diputación de León. Estuvo en la cárcel, pero da igual. Lo importante es el negocio. Barazón, ex alcalde de una aldea de León, Cuadros, llegó a presidir la diputación tras el asesinato de la presidenta Isabel Carrasco.

Pero claro, el sustituto, conocedor del entramado de Púnica en León, siguió la línea marcada  por Carrasco. Servicio a Púnica y negocios por doquier. Y las estaciones de esquí son negocio. Y León no está explotado. Tiene dos. Hay que hacer más. Hay que hacer negocio. Cobrar comisiones. Y tener a sus hombres en los cargos importantes y de decisión. A través de Donato González-Sánchez, director general de Société Générale, le pasa el mensaje a Cospe.


Ya ayudó a Granados cuando dejó la política, si es que la dejó, que eso no está claro. Cenas de negocios. Colocar a los amigos. En breve habrá que colocar a Cospedal. Aunque de eso se ocupará su marido, Del Hierro, del que se comenta se ha llevado un pastón --muchos millones, varios cientos-- al despedirse de Ámper. Luego no ha habido dinero para pagar a los trabajadores. ¡Oléééééé!

Los brazos de la Púnica son alargados. Incluso se comenta que han aprobado despachos desde Moncloa. ¡Ay, Mariano, qué cerca los tienes y no te enteras! Y los que no tienes en Moncloa los tienes en Génova. Con la Cospe de maestra. ¡Vamos Mariano, es hora de reaccionar! O te comerán los percebes. Ni León queda a salvo. Tendremos que rescatarlo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad