Prehistoria de Montoro

02 de febrero de 2014 (12:54 CET)

Montoro ha hablado claro: no me da la gana de publicar las balanzas fiscales porque refuerza el independentismo. Dicho de otra manera: las cifras escandalosas de expolio fiscal del oriente peninsular en beneficio de la casta extractiva madrileña y de algunos caciques territoriales no se puede poner en evidencia.

La noticia removió lo más profundo de mi memoria personal . Y recordé el relato

1978. Negociación del Estatuto: la comisión catalana PSC- CiU-PSUC renuncia al modelo vasco aduciendo su anacronismo y la vocación ejemplarizante de Catalunya.

1980. Se pone en marcha una financiación funesta al coste de los servicios que, después de la LOFCA subsiguiente al golpe de estado, hace que termine dimitiendo Trias Fargas, autor de Catalunya crónica de una asfixia premeditada. Sigue una década de mayorías absolutas donde se camuflan los daños estructurales bajo un discurso buenista y la utilización del endeudamiento y la creatividad presupuestaria.

1992. Por primera vez accede al Parlamento una fuerza que proclama su voluntad de acceder a la independencia. La ERC de Colom emprende una campaña para el concierto económico cuando nadie hablaba. Y lo hace basándose en estudios académicos extraídos de datos de los centros de estudios bancarios del BBV y La Caixa.

El 27 de noviembre de 1992. El Parlamento aprobaba la moción 12/IV sobre el sistema de financiación de Catalunya a propuesta de ERC. El documento instaba al Gobierno a estudiar nuevas fórmulas de financiación sin descartar ninguna. El Ejecutivo español con mayoría absoluta no hizo nada. Mientras entre la opinión pública se iba fraguando los agravios cotidianos, especialmente entre los catalanes de origen español que comparaban el grado de desarrollo faraónico de sus comunidades de origen con todo gratis --incluido las autopistas-- y su realidad diaria en Catalunya. Los políticos del régimen callaban.

1995. CiU pierde la mayoría y ERC encuentra una fisura. A cambio de una abstención en la investidura aprueba una comisión de estudio sobre el concierto económico donde desfilan los pocos académicos que empezaban a denunciar el hecho: Ros Hombravella y López- Casasnovas.

1998 (14-05). Interpelación y moción aprobada que defendí. Decía:

1) El Parlament de Catalunya manifiesta su esperanza de que la entrada del Estado español en el espacio de la moneda única o euro sirva para el progreso del conjunto de la población de todos los países de la Unión Europea y por tanto también para el de todas las personas y de todas las comarcas de Catalunya.

2) El Parlament de Catalunya manifiesta su preocupación por el hecho de que, a la tradicional balanza fiscal negativa de Catalunya con el resto del Estado, se sume una balanza fiscal negativa de Cataluña con la Unión Europea, a pesar de que tiene un producto interior bruto per cápita inferior a la media europea.

3) El Parlament de Catalunya insta al Gobierno a:
 
a) Impulsar su presencia directa en todos los organismos europeos donde participen representantes de los territorios componentes de estados federales o plurinacionales, especialmente en los organismos que intervengan en la política regional y de cohesión.
 
b) Apremia ante las instituciones pertinentes la eliminación de los perjuicios que sufren en cuanto al reparto de los fondos europeos los territorios con un PIB per cápita inferior a la media europea, pero situados en el marco de estados globalmente más pobres.
 
c) Propugnar ante las instituciones españolas y europeas correspondientes al establecimiento de una relación más nítida entre la estructura de gastos comunitarios y el nivel de renta de cada región.

d) Incrementar el nivel de participación de Catalunya en los fondos europeos a los que nuestro país tiene derecho, de manera que se tienda a eliminar el déficit fiscal de Catalunya con la Unión Europea .

Mayo de 1999. ERC gana una moción para forzar al Gobierno a hacer una campaña de transparencia sobre la realidad discriminatoria de la financiación autonómica.

Otoño 1999. Última investidura de Pujol. Gracias a la abstención de ERC, CiU se compromete a 16 puntos, uno de los cuales es la publicación de las balanzas fiscales. Mientras la opinión pública y los académicos, y algunas patronales y líderes sindicales empezaban a salir del silencio en comprobar los efectos nocivos del modelo de la financiación para la economía productiva y para el Estado del bienestar.

Final de legislatura: acuerdos estratégicos entre ERC , PSC e ICV donde las fuerzas de izquierda no soberanistas, después de períodos contrarios al mismo concepto de déficit fiscal, admiten la realidad y firman conjuntamente una moción para reformar el Estatuto y el sistema de financiación para acercarlo al resultado del concierto vasco. En esta moción se fraguó el Tripartito.

Finales del 2003. Pacto del Tinell . Reforma del Estatuto con sistema fiscal homologable al sistema vasco. Amplio apoyo de toda la sociedad civil catalana en el objetivo. La historia desde noviembre de 2005 con los autorecortes, pasadas de cepillo ( cepillado ) y hachazo del TC ya es conocida. El último episodio con intento de Mas de resucitar el tema del pacto fiscal como última opción de pacto Catalunya España intentado in extremis tras la macromanifestación de septiembre de 2012 por el derecho a decidir, terminó con golpe a la puerta de Rajoy. Ahora la mayoría ya ha pasado a la independencia , y Montoro se piensa que escondiendo las balanzas funcionará la moviola . Me río.

Addenda de archivo

Me permito transcribir fragmentos de mi intervención en el Parlamento en defensa de la creación de la comisión de estudio sobre financiación. Era en enero de 1996. Busquen el servicio de documentación SIAP del Parlament la versión entera y las réplicas y quedarán sorprendidos:

"Esta cámara pone sobre la mesa por primera vez después del período constituyente el tema de la financiación, donde fueron el presidente Tarradellas, ERC , o personalidades como Trias Fargas, las únicas que señalaron las deficiencias que podía comportar no optar por el concierto”.

"España parte actualmente de un 67 % de gastos central, mientras que en Alemania, con un modelo que para nosotros es de bajo mínimos, tiene el nivel central un 62% de gasto público pero con un grado de corresponsabilización fiscal muy elevada y con una auténtica intervención de los Länder en la política federal. Ya no hablemos de los Estados Unidos, donde el nivel central tiene el 59%; en Australia , el 51 %; Suiza , el 48%; y Canadá, con un modelo solidario, administra el 42% del gasto público".

"Los subsidios y las subvenciones sólo crean dependencia. Provocan lo que los estudiosos llaman modernización sin desarrollo y eso no es solidaridad: esto es robo a cargo de oligarquías terratenientes y funcionariales que viven de traficar con la riqueza que otros producen. Lo denunció el diputado comunista Isaia Sales, diputado comunista por Nápoles, en relación con el Mezzogiorno italiano: “Un estado incorporado a la Unión Europea no puede permitirse el lujo de mantener medio país en un sistema de socialismo real, donde la economía pivote únicamente sobre la caja del estado". Los catalanes estamos atrapados, pues, entre un modelo de financiación de principio liberal, que es el que se aplica en el País Vasco y Navarra, y un modelo subsidiado propio del socialismo real, que es el que se aplica al gran sur español".

"Existe la asfixia financiera de los ayuntamientos ( ... ). Hablamos de cifras: municipio de Sant Andreu de Llavaneres --tierra amada por los populares--, 4.500 habitantes y recibe 72 millones del Estado; Ibarra --ciudad del País Vasco--, 4.500 habitantes y recibe 172 millones gracias al concierto. Manlleu –con un teniente de alcalde de ERC con desgaste a causa de haber puesto impuestos precisamente para hacer frente a la asfixia financiera-- recibe 211 millones ; Zarauz con 16.000 habitantes recibe 711 millones; Girona y Getxo -70.000 habitantes- , un diferencial de 1.020 millones de pesetas; Sabadell y Vitoria -192.000 habitantes , 197.000 habitantes- , un diferencial de 6.000 millones de pesetas , el triple".

"El actual sistema de financiación, al no permitir ni una mínima capacidad normativa, no sirve como instrumento de apoyo a la creación de puestos de trabajo y a la necesaria reindustrialización de Catalunya. Son, pues, una vez más los sectores populares , trabajadores y pequeños y medianos empresarios, quienes reciben las peores consecuencias del modelo. Pongamos como ejemplo lo que está utilizando el Gobierno vasco de cara a la promoción de los puestos de trabajo: crédito fiscal del 25% a las inversiones en activos fijos, reserva para inversiones productivas exentas de tributación en un 50%; crédito fiscal a las gastos en investigación; crédito fiscal a las inversiones en el extranjero; exención del impuesto a empresas de nueva creación --lo que se conoce como vacaciones fiscales--, deducción de la cuota del 25% de ampliaciones de capital de las Pyme; exención total a las sociedades de capital riesgo que dan soporte a las Pyme; deducción de la cuota del 15% de las nuevas contrataciones laborales indefinidas, y deducción de la cuota del impuesto del 10% en los gastos de formación del personal. Instrumentos que Catalunya no tiene para fomentar el trabajo , para fomentar la creación de industria".

"Tenemos, eso sí, el enorme privilegio de, a pesar de ser el 15 % de la población del Estado y pagar cerca del 20 % de los ingresos del Estado, recibir sólo el 8% de sus gastos. Por cada 100 pesetas que un español paga y recibe de media, un catalán paga 133 y recibe sólo 60; Banco Bilbao Vizcaya dice que el saldo neto de sustituir el sistema común por foral significaría para Catalunya un incremento de 779.554 millones de pesetas , es decir , el 73 % más de los ingresos actuales. En cifras del año 95, los impuestos totales pagados en Catalunya --2 billones 830.000 millones de pesetas-- , van a parar a los gastos del Estado 1 billón 72.000 millones . En cambio, en una hipótesis de sistema de concierto para el año 95, el Estado recibiría sólo 316.199 millones de pesetas. De hecho, otros estudios marcan una progresión en el tiempo desfavorable en Catalunya: si el año 78 el estudio de Antoni Castells daba un déficit de 540.000 millones para Catalunya, el estudio de Montserrat Colldeforn para 1988 era de 830.000 millones , y actualmente podríamos estar próximos al billón, según estos otros estudios.

Por tanto, un expolio creciente, inaguantable , como han dicho personalidades como el señor Ros Hombravella o el propio Oriol Bohigas . En cualquier caso, desde el año 1980, año de la generalización del Estado de las autonomías, los cálculos sobre las pérdidas acumuladas por Catalunya al no gozar de sistema de concierto ascienden a un total de 2 billones 245.331 millones de pesetas. Esto es un auténtico deuda histórica. Una vez saldada esta deuda, nos podríamos plantear en estos debates que están de moda esta precampaña española si hay o no hay en Catalunya crisis del estado del bienestar. Habría otros elementos colaterales al sistema de financiación, como el tema de la financiación de la Seguridad Social, donde el mismo estudio del Banco Bilbao Vizcaya demuestra que con el sistema foral Catalunya recibiría 455.826 millones de pesetas, y que en régimen común sólo recibió 368.485 millones. Es decir, un saldo desfavorable de 87.341 millones de pesetas. Hablar, pues, de crisis del sistema de la Seguridad Social, como se habla también estos días, con una sangría anual de este orden para los trabajadores y empresarios catalanes que cotizan religosament , es una burla".

"Tenemos déficits históricos acumulados a lo largo del tiempo y agravados últimamente por el peso cada vez más notable del Estado en la economía del orden de un 40% del PIB".

Perdonen la larga autocita. Creo que valía la pena constatar que sin el golpe de fuerza social hacia la independencia estaríamos en el eterno día de la marmota. De este discurso hace prácticamente 20 años.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad