Pequeñas lecciones: grandes conclusiones

Sin título

21 de octubre de 2009 (12:49 CET)

El otro día pedí un saludable zumo de naranja para acompañar a un saludable bocadillo de atún (muy rico en Omega3) para desayunar. Mi sorpresa vino cuando tuve que desembolsar 2,70 euros por apenas 200 centímetros cúbicos de salud.

Mientras digería el atún y la cuenta abusiva me prometí a mi mismo que rastrearía la evolución de los precios durante toda la cadena de valor de la naranja, desde el árbol al zumo, para intentar entender el origen del atraco.

Para hacerlo sencillo, comparé el precio en origen, el precio en el mayorista, la cantidad de zumo que se puede extraer por kilo y, finalmente, el precio en el detallista. Vamos con la pequeña lección:    Leer más
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad