Paradoja de las anticíclicas

stop

 

07 de octubre de 2011 (12:51 CET)

Recordar que la crisis afecta a todos los sectores es una obviedad cartesiana que no aporta ningún valor, ni sería la mejor forma de empezar este artículo para captar la atención de mis queridos lectores.

¿Pero esta crisis afecta a empresas anticíclicas? Llámese anticíclica , aquella empresa o sector de actividad cuyos resultados mejoran con crisis económica…por ejemplo, empresas de recuperación de deuda, industria del video juego, servicios funerarios, empresas low cost, empresas cosméticas especializadas en maquillaje , restaurantes fast food, ... La respuesta es sí pero no a todos por igual.

Si nos centramos en el negocio de la recuperación de deuda, sector en el que trabajo desde hace unos 4 años, actualmente se está produciendo una curiosa paradoja: crecen los impagos y bajan los ratio de recuperación de deuda.

Si analizamos la parte de incremento de impagos, de todos es sabido que el paro creciente en España ha disparado la tasa de impagos pasando de 0,6% (2007) a 7% (2011) para la banca, en números absolutos 124.716 millones de euros que representa el 12% del PIB.

La tasa de morosidad de efectos comerciales de empresas llegó a duplicarse hasta bajar por la gran desaceleración de la actividad económica y no tanto por una reducción real del riesgo comercial. El volumen total de efectos comerciales impagados al cierre de 2010 está en torno a 586 millones de euros. Ante un incremento del volumen de expedientes impagados en el mercado, se ha ensanchado la demanda de servicios y de recuperación de deuda.

A las empresas de recuperación de deuda ya existentes que tuvieron que adaptarse al gran volumen de deuda del mercado se unían nuevos players (empresas extranjeras o nuevos emprendedores) y empresas dedicadas al outsoucing que crearon nuevas líneas de negocio de recuperación de deuda amistosa (bufetes de abogados, empresas de servicios administrativos, call centers…) para hacerse un hueco en un mercado en pleno crecimiento.

El total del sector de empresas de recuperación gestiona aproximadamente 71.000 millones de euros…un 16,4 % más que en el 2010. Aparentemente todos estos datos dejan entrever un negocio en pleno auge y con grandes posibilidades pero no es del todo cierto para todos.

El segundo punto de la paradoja al que abordamos es: la bajada del ratio global de recuperación de deudas.
Las vicisitudes han sido varias y con diferente grado de incidencia…me explico. Podríamos dividir en dos factores que han afectado la bajada de ratio de recuperación de deuda:

- Factores Exógenos: paro, por un lado, que afecta a los ingresos de deudores y por tanto a su renta disponible que reducen la capacidad de devolución de deudas.

Por otro lado, la falta de crédito para refinanciar o reestructurar las deudas con el fin de saldar las deudas a más largo plazo con una cuota más reducida. La bajada del valor de bienes inmuebles también ha mermado la capacidad de endeudamiento con garantía hipotecaria para hacer frente a las deudas.

Para las empresas, la bajada de facturación de aquellas empresas dependientes del mercado interior ha implicado una reducción de su liquidez, sin poder ampliar su capacidad de renegociar la financiación de su circulante.

- Factor Endógeno: la tipología de deuda externalizada a diferencia de los años de bonanza es deuda fallida de difícil recuperación o bien porque ha desaparecido el deudor o la situación del deudor es tan precaria que no puede hacer frente a sus obligaciones.

Si se recupera menos y más dilatado en el tiempo, solo pueden sobrevivir los que tienen una tesorería holgada o capacidad de financiación de su circulante y que controla sus costes de forma rigurosa y austera. El resto tendrán serias dificultades para sobrevivir…

En definitiva, el sector de la recuperación de deuda se enfrenta a un reto importante para poder mejorar sus resultados que se pueden lograr ajustando de servicios de calidad y alto valor añadido a la demanda de los clientes. Primer punto, el sector tiene que evolucionar a una mayor profesionalización (no tiene sentido que existan empresas que se disfracen o coaccionen o no tengan experiencia en servicios financieros).

El factor de la reputación de los clientes no puede verse tambalear por malas praxis en el sector por parte de una minoría que repercute injustamente a la totalidad. Un segundo punto es una mayor especialización para cubrir todas las especificidades de la demanda.

Hay otras acciones que podrían ayudar a mejorar el ratio de recuperación de deuda siendo evidente es la necesidad de que fluya el crédito, pero ya nos hacemos a la idea que no volverá hasta 2014, lo que permitiría refinanciar deudas. Una acción relativamente rápida y ágil a nivel legal sería una ley de protección de datos más laxa que ayude a las empresas que tengan más facilidad para localizar deudores para que cumplan con su obligación.

Para ello se podría utilizar bases de datos más completas y actualizadas como pasa en UK, país en el que se permite el uso del censo electoral por parte de empresas de recuperación de deuda. En España se debería autorizar y legalizar la utilización del censo y el padrón para la localización de deudores.

Otra medida rápida y ágil, sería establecer un régimen sancionador más duro para los que incumplen sus obligaciones de pago en caso de demanda judicial permitiría mayor posibilidad de cobro por parte de todos de forma amistosa, abaratando la recuperación global del proceso y reduciendo los plazos de cobro en caso de incumplimiento.

Todas estas mejoras no solo repercuten en el sector de la recuperación de deuda sino en todo el sistema económico y financiero de nuestro país, y además genera confianza a las empresas extranjeras que se instalan en España o hacen negocio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad