Obama socio del Cercle d'Economia

16 de septiembre de 2015 (21:42 CET)

A Rajoy puede atribuírsele, según Mas, el título de ventrílocuo más importante del Mundo.

Merkel, Cameron, incluso Obama hablan por boca del presidente del Gobierno español. Desde que España era un Imperio, donde no se ponía el sol, no habíamos pintado tanto en la escena internacional.

Obama adelantó este martes lo que ha anunciado el Cercle d'Economia: es mejor permanecer unidos y fuertes. Se diría que Obama se ha inspirado en Cambó y su frase: Una Catalunya forta en una Espanya gran.

Los independentistas están de suerte. Ni Obama, ni Merkel ni Cameron tienen derecho al voto, pero su toma de posición no es moco de pavo. Otra cosa es a cuanta gente esas declaraciones, tan claras, moverán a una reflexión serena. Tanto en Quebec como en Escocia, una vez  celebradas las elecciones, los analistas dijeron que en los últimos instantes a un número nada desdeñable de votantes les tembló el pulso y pasaron del sí al no.

En nuestro caso hay factores diferenciadores. No estamos, aparentemente, ante el drama de un referéndum y eso puede llevar al equívoco a algunos de que esta votación no es decisiva. Hay otras diferencias: compartir idioma entre Escocia y el resto del Reino Unido quitó una carga de desprecio, cuando no odio, difícilmente disimulado que aquí se da, por parte de algunos, a todo lo que suene a España. Además, en Escocia derecha e izquierda tiraban juntos del carro, aquí no.

Un riesgo evidente es el de que muchas personas no independentistas por sus ganas, en ocasiones y más de un tema legítimas, de castigar a Rajoy, voten por Junts pel Sí o la CUP. Albiol debería seguir la estela de su campaña municipal y desmarcarse de ciertas políticas de Rajoy si quiere ampliar su espacio electoral y con él el del voto contrario a la separación.  ¿Dónde está Felipe que escribió una carta y luego se retractó? ¿Dónde Susana Díaz? ¿Y Carmen Chacón? ¿Por qué Alfonso Guerra no viene a dar un mitin? El PSC y el PSOE son excesivamente tacticistas. Diciembre pesa en demasía para ellos. 

Escuchando a Obama alguien tendría que realizar una auditoría de eficiencia de las pseudo- embajadas que la Generalitat, pseudoseparada, ha ido abriendo por estos mundos de Dios. Sus resultados son justo lo contrario a la misión que tenían encomendada.

Estados Unidos sufrió una guerra civil debido a la Declaración Unilateral de Independencia de 13 de sus estados, que por cierto, paradójicamente adoptaron una bandera inspirada en la española de ese momento, así que Obama no se comporta como Rajoy sino como Lincoln. Artur Mas tan dado a la épica y a compararse con Ghandi y Luther King debería caer en la cuenta.

Versus Obama, Merkel y Cameron, a los que se supone que los socialistas sumarán al primer ministro francés, el barcelonés Manuel Valls, los independentistas solo pueden contraponer a la xenófoba Liga Norte y algún otro grupo poco presentable flamenco. Sin Unió, Convergència se ha quedado sin referentes internacionales.

Obama y el Cercle dudo que se hayan coordinado en las fechas, pero uno y el otro han venido a decir lo mismo en menos de 24 horas. Obama quiere una España fuerte y unida, el Cercle también y si no es así. Nada puede hacerse fuera de la Ley, todo un torpedo en la línea de flotación de Junts pel Sí, o sea, de CDC y ERC que proponen la ruptura fuera de todo marco legal. Muchos pueden votar por Junts pel Sí pero nadie podrá decir que no votó sabiendo lo que se nos venía encima cuando ganen

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad