Núñez y Navarro erige otros tres hoteles en Barcelona

09 de octubre de 2014 (19:14 CET)

El grupo inmobiliario Núñez y Navarro (NyN) está construyendo tres hoteles en la ciudad de Barcelona, con una inversión conjunta superior a los 30 millones de euros. Las obras avanzan a paso de carga y su entrada en servicio se prevé para 2016.

Ese terceto pasará a engrosar la cartera del grupo, que se compone actualmente de nueve establecimientos, titulados Barcelona Universal, 1898, Europark, U232, Jazz, B-Hotel, Soho, Granvía y Paral.lel.

El negocio hotelero es uno de los tres pilares del grupo. Los otros dos son la promoción y arrendamiento de oficinas y pisos, y la explotación de aparcamientos.

Las inversiones turísticas no son las únicas que NyN tiene entre manos en este momento. En el presente año aplica 20 millones a adquirir y rehabilitar inmuebles, que se suman a los cerca de 30 millones desembolsados en iniciativas similares en 2013.

Paralelamente, ha comenzado a simplificar su estructura societaria, mediante la poda del entramado de compañías que lo integran. Este verano fusionó siete empresas, cuya resultante fue absorbida por la matriz del conglomerado. De esta guisa, su andamiaje societario queda reducido en casi una quinta parte.

NyN es uno de los grupos inmobiliarios más robustos de Cataluña. Luce unos fondos propios de 546 millones (59 más que en 2013), y es uno de los poquísimos que ha capeado la crisis del ladrillo sin incurrir en pérdidas. De hecho, ha seguido invirtiendo fuertes sumas ejercicio tras ejercicio.

Además, el pasado julio ganó un pleito a Endesa en el Tribunal Supremo, relativo a un viejo contencioso por un inmueble que adquirió a la eléctrica en Palma de Mallorca. Endesa habrá de pagar a NyN 85 millones de euros en total, más intereses.

En 2013, los ingresos consolidados de Núñez y Navarro se mantuvieron en torno de los 95 millones, de los que 55 correspondieron a alquileres, 32 a los hoteles y el resto a venta de inmuebles y prestación de servicios. El flujo de caja se cifró en 21 millones. El beneficio neto pasó de 5,4 a 1,2 millones. La plantilla consta de 532 personas. La cartera de edificios alcanza un valor de 1.340 millones. Los pasivos financieros suman 820 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad