No quedarse tan a solas

10 de diciembre de 2013 (00:00 CET)

Ha sido en Bali. La firma del mayor acuerdo de comercio mundial, aprobado por 160 países, representa una simplificación aduanera muy útil y un mejor flujo de bienes. Son cosas de la Organización Mundial del Comercio. Es un amplio pacto multilateral, tras larguísimos procesos de negociación que constituyen el “modus operandi” de la OMC.

Para los países en crecimiento, el acuerdo es vital porque reduce aranceles, atrae inversores, estimula las economías y retrae a los antisistema ya que el comercio es la adrenalina del progreso económico. Y siendo el comercio sustancial para el sistema productivo de Catalunya, lo que se ha firmado en Bali, de modo directo o indirecto, le sería provechoso, sin que haga falta ser economista para advertirlo. En fin, nuevas oportunidades para la exportación.

La pregunta es si una Catalunya desvinculada de España sigue formando parte del sistema de una OMC cuyos miembros son estados. De querer reingresar, el proceso es de mucha laboriosidad o, puesto que un reconocimiento de Estado depende de la ONU, queda tal vez la opción de observador, como Andorra o las Seychelles. No suele ser rentable quedarse a solas, al margen de la concertación de las reglas que rigen el comercio mundial.

 
Salirse de los grandes clubs es un precio que el secesionismo todavía necesita justificar

El acuerdo de Bali coincide con signos de una mejora económica global, según los indicadores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, esa OCDE que tuvo la consideración de club para países ricos pero a la que todo el mundo quiere pertenecer. Otro gran club. Y la misma pregunta: ¿cómo se reubica Catalunya en la OCDE si se independiza de España? Ahí no estamos en la hipótesis jurídica o en el tacticismo político, sino en la cruda valoración económica.

Quizás está previsto desgajar Catalunya de la representación permanente de España ante la OCDE en París, tal vez se prefiera estar solos ante el peligro. Tanto ante la OMC o ante la OCDE hacer la pregunta sería en vano porque la respuesta va ser la misma que por parte de la Unión Europea o la OTAN: no se responde a preguntas hipotéticas; analicen los reglamentos y los precedentes.

Sería ilustrativo conocer las alternativas que el secesionismo ofrece al sistema multilateral de comercio y a la provisión conjunta para la cooperación y el desarrollo económico mundial. Por ahora, están por inventar modos más idóneos para que la economía catalana se mantenga insertada en la economía global. En estas cosas, por lo general no es bueno quedarse a solas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad