Montefibre, en concurso con deudas de 30 millones

07 de octubre de 2013 (19:21 CET)

Un juzgado mercantil de Barcelona ha declarado a la empresa Montefibre Hispania en situación de concurso voluntario de acreedores. Actuará de administrador concursal el bufete De Pascual & Marzo. El pasivo asciende a 30 millones de euros.

Montefibre es líder europea en producción de fibras acrílicas para la industria textil. Su capital está controlado por la compañía italiana del mismo nombre. La sede central radica en Barcelona y la planta industrial, en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro, donde trabajan cerca de 300 personas.

El año pasado, las ventas de la entidad subieron de 171 a 176 millones de euros, pero las pérdidas se dispararon de 1,1 a 4,7 millones

Montefibre se constituyó formalmente en 1973 con un capital equivalente a 4 millones de euros a partir de la fusión de dos históricas firmas, Industrias Químicas Altamira y Acsa Española, que por aquellas fechas facturaban 7 y 1,8 millones, respectivamente. Su primer presidente fue Mariano Sebastián Herrador, que venía desempeñando el mismo cargo en Químicas Altamira.

A las pocas semanas cesó y se nombró para sustituirle a Jordi Pujol en representación del Banco Industrial de Cataluña, que había tomado una participación en la nueva empresa. Fue uno de los últimos cargos de Pujol en empresas privadas antes de comenzar su larga carrera política.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad