Medio siglo de CCOO de Cataluña

19 de noviembre de 2014 (19:33 CET)

Este jueves 20 de noviembre se celebra el 50 aniversario de la fundación de CCOO de Cataluña. Medio siglo de unas Comisiones Obreras forjadas por aquellas personas que actuaban de portavoces de las reivindicaciones laborales de sus compañeros y compañeras de trabajo, compuestas por hombres y mujeres presentes en centenares de empresas, capaces de vencer el miedo a la represión política y a las represalias laborales.

Recordar y celebrar en estos días la reunión de cerca de trescientas personas hace cincuenta años en la Iglesia de Sant Medir, en Sants de Barcelona. Es reconocer la historia de CCOO en Cataluña y la del conjunto de España y es reconocer la entrega, la inteligencia, el compromiso y la lucha de miles de trabajadores y trabajadoras que en los primeros años hicieron de Comisiones Obreras una organización determinante también en la lucha por las libertades democráticas.

Y más tarde, en la democracia, trasformada ya en el primer sindicato confederal y en la principal organización social, ha sido un instrumento esencial en la lucha por los derechos sociales y la mejora de las condiciones trabajo. La historia de CCOO de Cataluña, como la del conjunto del movimiento sindical español y mundial, está escrita con las luchas y sacrificios de sus protagonistas, hombres y mujeres que han dirigido y participado miles de negociaciones, acuerdos, movilizaciones, conflictos y huelgas, sin los cuales no se podría entender el progreso social, ni la mayoría de los derechos laborales y sociales conquistados.

Pero el sindicalismo, y en particular CCOO, además de historia, tiene presente. Un presente que precisa tanta voluntad, inteligencia y arrojo de sus militantes como la demostrada por aquellas personas presentes aquel 20 de noviembre de 1964 en la Parroquia de Sant Medir. Se necesita voluntad, inteligencia y arrojo para representar el mundo del trabajo que cada día resulta más complejo por la diversidad de la clase trabajadora y la globalización de los mercados.

Este aniversario es una buena ocasión para el reconocimiento y agradecimiento a los miles de militantes que durante estos 50 años han dedicado lo mejor de sí mismos a la noble causa sindical. Y reconocer y valorar también a las decenas de miles de sindicalistas que hoy están en las empresas, en un entorno más hostil que ayer, como expresan las encuestas de valoración social. Se trata de personas que mantienen el orgullo de representar a sus compañeros y compañeras de trabajo, precisamente en las ingratas y difíciles condiciones que representa la grave y larga crisis económica, pero también como consecuencia de las reformas legislativas pensadas precisamente para debilitar la función sindical.

Medio siglo de compromiso de sindicalistas que responden a la definición que hizo hace más de 100 años Pablo Iglesias, El Viejo (como suele adjetivarlo JL López Bulla, en su activo y potente blog Metiendo Bulla, para referirse al fundador de UGT el año 1888): "Los representantes de la clase obrera son los que tienen que dar la cara con más frecuencia, los que tienen que alentar a los trabajadores en los momentos de desaliento, los que tiene que darles ejemplo arrostrando las arbitrariedades de los patronos, de las autoridades y de todo el mundo..... De modo que no pueden ser de madera de vividores que engañan a los suyos; por el contrario, han de ser hombres incorruptibles que dan ejemplo a los suyos de cómo han de cumplir la lucha".

Es una definición que describe a la inmensa mayoría de hombres y mujeres que hoy, sin grandilocuencia, trabajan en las pequeñas, grandes y medianas empresas, dando la cara en estos momentos más difíciles y con la pasión de unos ideales tan nobles como son el representar a los tuyos afrontando regulaciones de empleo, suspensiones y cierres de empresas, negociaciones difíciles y complejos convenios y acuerdos.

Se trata de un trabajo honrado y silencioso que precisa de tanta valentía y compromiso como la exigida en aquellos tiempos heroicos, en décadas pasadas, que debería merecer el reconocimiento de la sociedad en este 50 aniversario de historia y que se podrá conocer en la exposición CCOO, 50 años de historia de Cataluña desde 1.964 hasta 2014 en el Museo de Historia de Cataluña.

¡Feliz 50 Aniversario CCOO! Tened mucha inteligencia y valentía para encontrar la respuesta a los cambios del mercado laboral. Cambios profundos que han modificado el qué, el cómo, el quién y el dónde se produce, que demandan del sindicalismo nuevas formas, ideas y propuestas. ¡Adelante CCOO, la clase trabajadora, Cataluña y la sociedad española os necesita!.
 
Joaquim González Muntadas es director de Ética Organizaciones SL
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad