Mall of the world, zocos, medinas y bazares

09 de julio de 2014 (19:43 CET)

Dubái comenzará a construir una ciudad de ocio y compras que incluirá el mayor centro comercial del mundo bajo una cúpula de cristal gigante. El proyecto forma parte de una estrategia para impulsar el floreciente turismo, proporcionando más opciones para los visitantes en medio de abrasadoras temperaturas en verano. Los planes incluyen la construcción de un centro comercial de 743.000 metros cuadrados conectado con un parque temático, auditorios, instalaciones médicas.

También se construirán 100 hoteles, edificios de apartamentos con 20.000 habitaciones y siete kilómetros de paseos comerciales. Un distrito inspirado en las Ramblas de Barcelona y en Oxford Street de Londres. El complejo tendrá capacidad para albergar a 180 millones de visitantes al año. Las instalaciones permanecerán al aire libre en invierno, pero se cubrirán y se aclimatarán con aire acondicionado en el cálido verano. Sería el parque temático cubierto más grande del mundo.

La intención es transformar Dubái en un centro cultural, turístico y económico para los dos mil millones de personas que viven en la región que le rodea. Con 4,5 millones de metros cuadrados, el mercado líder de retail más avanzado de la región, ya es un destino minorista mundial, con millones de personas que visitan sus centros comerciales cada año. Otros mercados de la región también están tratando de ampliar su oferta de venta al por menor.

Parece que los días en que los zocos, medinas y bazares, referente de la región de Oriente Medio, tienen los días contados. O se están reduciendo a ser puros reclamos turísticos de otras épocas, cuando fueron las referencias de comercio, el encuentro e indicadores de la salud económica de una región.

Al igual que ocurrió en Europa y Estados Unidos hace décadas, los nuevos centros comerciales van a cambiar el panorama minorista, superando a las tradicionales tiendas de menor tamaño. Mientras que eso puede ser lamentable, en algunos casos, hay muchas razones prácticas para favorecer a los centros comerciales gigantes, sobre todo el clima inhóspito. Además, los gobiernos buscan diversificar sus economías a partir de hidrocarburos. Y un sector de servicios ampliado es una forma importante de generar el PIB no petrolero. Los centros comerciales construidos hoy se convertirán en engranajes importantes en la economía de mañana.

En toda la región están previstos, o en curso, inversiones de más de 14.678 millones de euros de nuevos proyectos y expansiones para aumentar la superficie comercial. De Abu Dhabi a Casablanca, los promotores tienen la esperanza de sacar provecho de la demanda de nuevas experiencias de compra de una población en expansión y la clase media emergente.

El paisaje comercial de Oriente Medio y Norte de África ha sufrido una transformación espectacular en la última década, a la par con el crecimiento del sector inmobiliario. La expansión de las poblaciones y las clases medias emergentes han exigido una mayor diversidad de experiencias de compras. Los promotores han respondido mediante la construcción de decenas de centros comerciales en toda la región, con Dubái a la cabeza.

El centro comercial Mall of the World es el último de una serie de proyectos que se anunciará este año que tienen como objetivo capitalizar la mejora de la confianza de los inversores en el emirato, ayudado por la rápida apreciación de los precios inmobiliarios.

Sin embargo, la reactivación del sector inmobiliario se podría desinflar a menos que se adopten más medidas como protegerse contra la especulación con precios altos insostenible y los riesgos de una fuerte corrección. El FMI ha advertido que una serie de nuevos proyectos inmobiliarios podría llevar a otro ciclo de boom y el posterior pinchazo. Sin embargo, los responsables dicen que son capaces de controlar los riesgos y que una fuerte economía ayuda a las empresas ligadas al Gobierno a reestructurar su deuda.

Hay grandes oportunidades de negocio para las empresas del sector de la distribución y el comercio minorista o retail. El volumen de facturación podría alcanzar los 220.000 millones de dólares en 2015 en toda esta región. Un 60% de la población tiene menos de 25 años, con el aumento en la población de clase media, que a su vez se espera que pueda crear nuevas oportunidades de empleo en un futuro no muy lejano.

Queda poco de aquellos zocos de callejuelas laberínticas como lugares privilegiados del pequeño comercio y de la artesanía, con sus mercadillos especializados. De este mundo de sensaciones. De esta actividad que es un auténtico espectáculo para la vista y el oído y el trato. De todo este ambiente, perfumado por una mezcla de jazmín, azahar y comino. Cada vez es más difícil encontrar zocos de aquel carácter inconfundible.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad