Los laboratorios Viñas ganan 8,6 millones

22 de diciembre de 2013 (17:09 CET)

Varias compañías farmacéuticas catalanas, y no precisamente las más pequeñas, han entrado en números rojos entre los ejercicios de 2012 y 2013 debido a las draconianas medidas de ahorro impuestas manu militari por el ministerio de Sanidad. Pero también hay algún que otro productor de fármacos que sigue navegando con las velas desplegadas y contabiliza resultados ampliamente positivos. Es el caso de los veteranos Laboratorios Viñas, fundados en 1911 por Pedro Viñas.

Su sede radica en Barcelona. Cuenta con sendas plantas industriales en plena barriada de Gràcia y en el municipio vallesano de Rubí. La casa dispone de departamento de investigación propio. Sus divisiones abarcan dermatología, dermo-cosmética y medicina. La titularidad del capital social permanece en manos de los descendientes del fundador.

El pasado año, la cifra de negocio de Viñas se mantuvo en cotas análogas a las de 2011, en el entorno de los 41 millones de euros. El logro no es menor si se considera que el mercado nacional acapara el 99% de las ventas.

El beneficio neto después de impuestos subió de 8,3 a 8,6 millones. Como viene siendo tradición en la casa, la totalidad del excedente se aplicó a reservas. Con este último refuerzo, los recursos propios crecen hasta la respetable suma de 110 millones. Una de las notas más resaltables de su balance reside en la inexistencia de endeudamiento bancario. El consejo de la compañía presenta un corte estrictamente familiar. Lo preside Gemma Buxadé Viñas; es vicepresidente Mariano Buxadé Viñas; y consejero delegado, otro de los hermanos, Antonio Buxadé Viñas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad