Los gimnasios Holmes Place pierden 21 millones en dos años

23 de diciembre de 2013 (19:10 CET)

El negocio de las bicicletas estáticas, las cintas para correr y las pesas anda de capa caída. La causa no es otra que la drástica pérdida de abonados que la mayoría de los centros registra desde 2007. Las grandes cadenas han tenido que implantar a marchas forzadas una contundente política de ahorro de costes, que en muchos casos se ha traducido en la pérdida de valor de los servicios que prestan. Paralelamente, han lanzado ofertas de variado estilo para preservar a los clientes que todavía les siguen fieles y captar otros nuevos. Los resultados de esas prácticas son dispares.

La red de centros Holmes Place, una de las líderes del sector, constituye un claro reflejo de las vicisitudes que atraviesa el sector. La sociedad gestora, HP Health Clubs España, de Barcelona, registró el pasado año una mengua de sus ventas de 17 a 15 millones de euros. Las pérdidas se mantuvieron en torno de los 10,5 millones. Dicho resultado impactó en los recursos propios, que se elevan a casi 16 millones negativos, por lo que se requerirán aportaciones de fondos frescos para evitar la disolución societaria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad