Los Bernat fusionan la titular de Casa Batlló con su gestora

14 de enero de 2014 (17:14 CET)

Los hermanos Bernat Serra, ex propietarios de Chupa Chups, han inscrito en el Registro Mercantil de Barcelona la fusión de dos de sus compañías, relacionadas ambas con Casa Batlló, del paseo de Gràcia barcelonés. Una es Inmobiliaria Casa Batlló, titular del conocido edificio gaudiniano, que actúa de absorbente. La absorbida se titula Casa Batlló a secas y se dedica desde hace casi 20 años a gestionar el arrendamiento de la finca para visitas, bodas, banquetes y otros acontecimientos sociales y empresariales. Esta actividad le reportó en 2012, últimos datos publicados, unos ingresos de 14,5 millones y un beneficio neto de 4,4 millones.

Inmobiliaria Casa Batlló tiene inventariado su emblemático activo en 70 millones de euros. En 1990, Enrique Bernat Fontlladosa, padre de los actuales dueños de la sociedad, trató de vender la propiedad para hacer frente a las fortísimas pérdidas que arrojaba su aseguradora Iberia, que años después sería liquidada.

Con tal propósito, encomendó a la firma británica Sotheby's que la sacara a subasta internacional, con un precio de salida no inferior a los 60 millones de euros. Bernat confiaba sobre todo en que los japoneses, apasionados amantes de la obra de Gaudí, acudirían en tropel y pujarían por la preciada joya hasta el infinito. Un año después hubo de cancelar el encargo. Durante ese intervalo, no se había recibido una sola oferta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad