Lo que la lista de Mas quiere esconder

22 de agosto de 2015 (21:55 CET)

No hay duda que la candidatura de "Juntos por el Sí", es una operación política de Mas para no hablar de lo que ha hecho en sus años de Gobierno y a la vez esconder las siglas de CDC desprestigiadas por la corrupción y especialmente por el caso " Jordi Pujol".

Bajo una supuesta lista unitaria soberanista se esconde la intención de volver a hacer a Mas Presidente de la Generalitat, todo esto con el consenso activo de las llamadas entidades soberanistas o el obligado en el caso de ERC.

Básicamente se trata de intentar esconder, una vez más, bajo la bandera de la independencia, el debate sobre lo que han hecho los gobiernos de Artur Mas, como sus políticas han roto la cohesión no sólo nacional sino especialmente social en Cataluña, y cómo han llevado a la situación de desigualdad social y de pobreza existente hoy en la sociedad catalana.

1.-Precursor en la política de recortes sociales. Hay que decir que el Gobierno de Mas fue el primero al aplicar las políticas de austeridad en el conjunto del Estado. En el primer gobierno del 2010 al 2012, gobernó con el apoyo del PP, y aprobó recortes presupuestarios en ámbitos sociales a la vegada que incrementaba tasas en ámbito como la Justicia y la Sanidad, introducía el pago de un euro por receta farmacéutica y paradójicamente suprimía el impuesto de Sucesiones que sólo afectaba los más ricos.

En su segundo mandato, Mas adopta la estrategia independentista y cambia la alianza con el PP por una nueva con ERC, pero en todo caso no cambia sus políticas, y esto se ve en la prórroga de los presupuestos que aprobó con el PP al 2012, y después con el apoyo de ERC.

2.-Apoyo a las políticas más regresivas de Rajoy. El grupo parlamentario de Mas en el Congreso apoyó al Gobierno de Rajoy en algunos de los aspectos más regresivos de su política estatal, así el partido de Mas votó favorablemente e incluso endureció la Reforma Laboral y también apoyó a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la misma que ha permitido la intervención estatal de las finanzas de la Generalitat. Son dos ejemplos de las múltiples votaciones coincidentes entre CDC y el PP.

3.-Incremento de la deuda. El Gobierno Mas, a pesar de sus políticas de austeridad, ha incrementado la deuda desde los 34.700 millones de euros que encontró cuando llegó al Gobierno hasta los 64.800 en el momento actual. Esta situación ha comportado la calificación como "bonos basura" de la deuda de la Generalitat y a que los mercados se cierren a la financiación de la deuda de la Generalitat. Esto junto con la aplicación de la Ley de Estabilidad aprobada, cómo hemos dicho con los votos de CiU, ha provocado que el Gobierno del Estado sea el único prestamista de la Generalitat con créditos que superan los 40.000 millones, acabando con la limitada autonomía financiera de Cataluña.


4.-Deterioro del mercado laboral. La realidad laboral en Cataluña se ha deteriorado con los gobierno de Mas, con un paro del 19,1% (17,9% cuando accedieron al Govern), con una disminución de la población ocupada que se ha reducido en casi 150.000 personas y una pérdida de la cualificación de los puestos de trabajos y de la ocupación, con crecimiento del trabajo temporal y rebaja del nivel salarial provocada por la situación de precariedad laboral. Esta situación del mercado de trabajo es derivada de la Reforma Laboral a la que dio su apoyo el partido de Mas.

5.- Insensibilidad social. Las políticas del gobiernos de Mas han provocado una reducción del gasto social, sanidad, educación y bienestar social, que se ha reducido un 15% en sus mandatos. Todo esto afecta al nivel de cohesión social de la sociedad catalana, al incremento de la desigualdad y la pobreza. A la vez esta reducción ha ido acompañada de la creación de un sistema sanitario más privatizado, con la creación de consorcios sanitarios para eludir el control público y recortar las condiciones salariales. También en el ámbito educativo se ha recortado los fondos para las escuelas públicas mientras se mantenían los conciertos con escuelas de élite. Todo esto está derivado por la carencia de sensibilidad de Mas y su gobiernos ante las situaciones de pobreza y desigualdad social. Por ejemplo Mas ha priorizado campañas institucionales partidistas en lugar de aportar más fondos para becas-comedor. Sus políticas también han afectado a la función pública con recortes extras en los salarios de los funcionarios o en la reducción del número de estos en más del 4%. Hay que dejar claro que estas medidas no son impuestas por nadie sino deseadas por Mas y su gobierno. La pobreza no ha sido nunca una prioridad del Gobierno de Mas a pesar de en Cataluña haya una tasa de riesgo de un 20.9%.

6.- Mala gestión económica. El Gobierno de Mas ha protagonizado casos claros de mala gestión, no sabemos si querida o derivada de la incompetencia. Pondremos unos ejemplos:

a) La mala política de privatizaciones. La privatización de Aguas Ter-Llobregat es un ejemplo de la política de privatizaciones impulsada por el gobierno, pero a la vez de su incompetencia. En primer lugar se puede criticar la voluntad de privatizar ATLL, una empresa pública que da servicio a toda la ciudadanía del área metropolitana de Barcelona. La privatización hecha "deprisa y corriendo" incurrió en defectos en el concurso de adjudicación que han comportado que el TSJC anulara la concesión lo cual comportará indemnizar con 326 millones de euros el consorcio al que se adjudicó, todo ello sin contar con el lucro cesante que puedan demandar.

Otro caso de mala venta de activos públicos fue la venta de los túneles de Vallvidrera y Cadí a un banco de inversión brasileño, el cual en dos años los revendió por el doble del valor de adjudicación. Como mínimo se podría hablar de mala gestión del gobierno.

Otro caso similar ha sido el proceso de venta de edificios públicos muy por debajo de su valor ante la urgencia del govern por hacer caja.


b) La política de casinos. La única política clara de atracción de inversión extranjera parece haber sido la dirigida a atraer la instalación de complejos de casinos de juego. Parece como si Mas en lugar de pensar en una Cataluña que fuera el "Massachussetts de Europa" como muchas veces ha proclamado, en la práctica lo que realmente ha intentado es al convertirla en "Las Vegas europea". Esto se vio tanto en el intento fallido de instalar EuroVegas en el Baix Llobregat, como en la también fallida instalación del complejo BCNWorld junto a Port Aventura. Pero en todo caso ambos son significativos del tipo de desarrollo para el país en el que cree Mas.

7.- Y por último la corrupción. Mas quiere esconder con la lista de "Juntos por el Sí" el lastre de la corrupción que lo arrastra a él y su partido. Los casos "Pujol" y "Palau" son sólo la punta del iceberg, de una política vinculada a las comisiones ilegales y las regalías. Las sedes embargadas del partido es una imagen que Mas no quiere que salga en el debate político pero que está presente. La razón por la que algunos se prestan a hacer el papel de comparsas que esconden a un Presidente, y candidato a serlo de nuevo, lo tendrán que responder los afectados.

A pesar de Mas, CDC y sus comparsas quieran mantener ese velo independentista que esconda todo este balance político, no impedirá que sin duda este aparezca en el próximo debate electoral y sea un grave lastre por la "Lista de Mas".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad