Las ventas de Fotoprix caen un 37% desde el récord de 2007

09 de diciembre de 2013 (20:11 CET)

La cadena catalana de tiendas Fotoprix redujo el pasado año sus ventas de 62,5 a 50,9 millones, lo que supone un descenso del 18%. La cuenta de resultados arrojó un beneficio neto después de impuestos de 444.000 euros, frente a los 587.000 del periodo anterior.

Fotoprix alcanzó su máxima cota en 2007, con 81,2 millones de euros de giro. La crisis de consumo ha ido mermando la facturación y desde entonces se ha dejado en la cuneta el 37% de sus ingresos. Pero es de destacar que, pese a los retrocesos de la cifra de negocio, durante todos los ejercicios de la crisis ha seguido obteniendo resultados ampliamente positivos.

Fotoprix tiene de fundador, administrador y accionista único, todo en una pieza, a Porfirio González Galende. La firma aplica continua innovación en su técnica de revelado y ha realizado fuertes inversiones para adaptarse a la foto digital. La empresa se proclama líder del sector de la fotografía de capital enteramente autóctono y tercera del rango si se incluyen las multinacionales.

La casa tiene una historia relativamente reciente, pues se fundó en 1981 por iniciativa de Porfirio González, quien instaló un modesto establecimiento de 12 metros cuadrados en Consell de Cent-Balmes. La empresa desplegó sus tentáculos y diez años después alcanzó los 20 puntos de venta. La mitad de la red es propia y la otra mitad franquiciada.


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad