Las pérdidas volatilizan el 50% del capital de Intima Cherry

18 de febrero de 2014 (20:29 CET)

VFB Lingerie Europe, empresa de moda íntima femenina, no consigue levantar cabeza. Acumula desde 2010 unas pérdidas de 35 millones de euros y ha tenido que hacer una limpieza a fondo de sus recursos propios. Así, el capital social, que sumaba 28,6 millones, se ha podado de una tacada en 13,1 millones, al objeto de enjugar los números rojos.

VFB Lingerie está domiciliada en la plaza de Europa de l’Hospitalet de Llobregat, junto a la Gran Via de Barcelona. Es sucesora de la histórica Vives Vidal Vivesa, fabricante de lencería para mujer, fundada en Igualada a mediados del siglo pasado. Entre otras marcas, ésta poseía Gemma, Belcor e Intima Cherry.

En 1992 Vivesa se integró en la norteamericana Vanity Fair Corporation, de Carolina del Norte. El gigante norteamericano aprovechó la plataforma de Vivesa para dar el salto a la Unión Europea.

VFB Lingerie Europe está dirigida por Charles Kuster y cuenta con una plantilla de 350 personas. Se dedica a la manufactura de prendas interiores para mujer, que luego comercializa por medio de su red de tiendas. Desde l’Hospitalet se administra también toda la actividad de la multinacional en Bélgica, Italia, Portugal y Túnez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad