Las fregonas de Spontex, en números rojos

11 de noviembre de 2013 (18:09 CET)

Las ventas de la empresa Mapa Spontex Ibérica, de Barcelona, progresaron el pasado año un leve 1,8% y alcanzaron los 56,4 millones de euros. Los resultados no acompañaron. Arrojaron una pérdida de 100.000 euros, lo que implica un fuerte viraje respecto del ejercicio previo, en que habían generado un excedente de 744.000 euros. El vuelco es todavía mayor si se compara con el saldo de dos años atrás, con ganancias superiores a 1,1 millones. La firma es filial de la francesa Spontex. Tiene 200 empleados en España y está presidida por Bertrand Genuyt.

Se dedica a la producción de artículos de limpieza, en particular fregonas, bayetas, estropajos y guantes. La venta de algunos de estos artículos ha desembocado en largos pleitos. Es el caso de una fregona con cabezal universal que motivó una demanda de su competidor germano Vileda. Éste poseía los derechos para España de un utensilio similar desde 1988. Pese a ello, en 2006 Spontex lanzó al mercado sus propias fregonas con cabezal universal, es decir, acoplables a otras comercializadas por terceras empresas.

El grupo alemán presentó una demanda ante el juzgado mercantil de Barcelona, pero fue desestimada. Hubo recursos. El asunto llegó finalmente al Supremo, que dio la razón a Vileda y condenó a Spontex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad