Las elecciones… vistas por un extraterrestre (primera parte)

stop

 

13 de noviembre de 2011 (20:48 CET)

Hace pocos días encontré unos fragmentos de un diario escritos, al parecer, por alguien que no es de este planeta. Os transcribo la primera parte de aquello que he podido traducir:

"Primer día, 7/11/11 21:00h (calendario local): me propongo estudiar el comportamiento de los humanos. Sin que me puedan detectar me sitúo bien cerca de una nave espacial que está entre unas áreas de vegetales alineados. La nave cuenta con escotillas cuadradas y echa humo por la parte de arriba (nota para los ingenieros: hay que estudiar por qué los terrestres canalizan los gases hasta allí, desde debajo de la nave, donde presumiblemente se produce la combustión de los cohetes de propulsión).

"Hacia las 10 de la noche (hora local), los tripulantes se reúnen alrededor de una cónsola donde dos congéneres suyos parecen dialogar. Automáticamente grabo las imágenes de los dos individuos y busco información de ellos. Los humanos tienen acceso universal a una extraña enciclopedia virtual gratuita donde hay información de todo y de todo el mundo."

Aquí parece que el autor del diario ha descubierto el acceso a internet, veamos que encuentra...

"Averiguo que el individuo de la izquierda de la cónsola ha sido el principal sirviente de un señor que sonríe siempre y que dice a todo el mundo que sí que lo apoyará. El terrestre de la derecha, con barba y ojeras, es de una región del país, que cuando te los encuentras en una escalera de la nave, nunca sabes si suben o bajan. El de la izquierda ha sido instructor de individuos y habla algunas de las lenguas de la tierra: inglés, francés y alemán. El de la derecha había sido la mano derecha de otro terrestre con bigote y muy serio que había hecho una guerra que muchos de sus súbditos no deseaban.

¡Vaya! ¡Ahora resulta que lo primero que ha visto ha sido el debate Rajoy-Rubalcaba!

"A través de la traducción automática de su extraño lenguaje, escucho que el candidato de la izquierda (de la pantalla) promete que si él es lo preferido por el pueblo, creará un gravamen por los ciudadanos con más pertenencias que evitará reducir el dinero que se destinan a la conservación de la salud y a la instrucción de los terrestres de talla diminuta. Indagando para saber a que se refiere con este nuevo gravamen, encuentro que este terrestre fue uno de los que ayudó al señor que sonríe a eliminar el 1 de enero de 2008 (fecha terrestre) el impuesto de quienes tenían patrimonio".

"Buscando en la red resulta que el terrestre de la derecha impugnó unas normas de una superficie triangular llamada Catalunya, (que eran exactamente iguales a otras normas de otras superficies llamadas, Andalucía, Canarias y Valencia), pero debía de estar arrepentido, puesto que había visitado muchas veces seguidas a aquella superficie triangular para ganarse el favor de los indígenas.

"El individuo de la izquierda, que presume de ser muy diferente de su interlocutor también denunció ante un tribunal de hombres sabios, esta norma de la superficie que antes había maltratado el señor de la barba, pero su señor (el individuo que sonríe siempre) no podía hacerlo, puesto que años antes había prometido a los indígenas del triángulo, que apoyaría la norma, así que lo hizo a través de un antiguo compañero de los dos que tiene las cejas negras y cabello blanco".

"Conclusión: Después de este primer contacto mi conclusión es que los humanos son una forma de vida compleja, retorcida y con una escasísima memoria, los dirigentes de los cuales buscan siempre el favor del pueblo haciendo una cosa y la contraria de forma consistente, sin perder la compostura, ni tampoco el favor del pueblo. Esta manera de actuar pone a prueba, sin duda, la inteligencia de este explorador interestelar, que se retira a analizar toda la información recogida y que finaliza aquí su transmisión diaria".

Después de esto no he encontrado nada más. Esperaré unos días a ver si al final consigo explicaros algo más sobre este diario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad