La textil Biosca y Riera desaparece

29 de julio de 2013 (20:17 CET)

La histórica compañía Biosca Riera, de Igualada, no ha podido superar la suspensión de pagos que instó hace casi tres años. El juzgado que lo tramita acaba de dictar un auto por el que declara la apertura de la fase de liquidación societaria.

Biosca Riera fabricaba prendas de punto con la conocida marca Escorpión, cuyas colecciones tenían gran presencia en los almacenes de El Corte Inglés. La firma llevó sus libros contables al juzgado en el otoño de 2010 con 12 millones de euros de pasivo, después consumir sus recursos crematísticos en el cierre de su fábrica de Igualada y el licenciamiento de los 92 trabajadores que desarrollaban labores de producción. A la sazón, propuso a sus acreedores un convenio que suponía una quita del 50% del pasivo y el reembolso del resto en un plazo de entre siete y ocho años.

Tras el fiasco, prosiguió el ajuste de la plantilla, cerró su red de tiendas propias y concentró la actividad comercial en las tiendas multimarca y en los espacios abiertos en El Corte Inglés.

En el ejercicio cerrado en 2012, Biosca Riera facturó 12,5 millones y declaró unas pérdidas de 936.000 euros, con lo que cierra un trienio negro en el que ha sufrido quebrantos de más de 7 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad