La quebrada sastrería Aramis, a la liquidación

La quebrada sastrería Aramis, a la liquidación

La sociedad Miró Framis, de Barcelona, titular de la conocida sastrería de superlujo Aramis de Rambla de Catalunya, es otra víctima de la crisis imperante. La firma, que tenía de administrador a Mario Framis, no ha podido superar la suspensión de pagos presentada en 2009.

Tras el fiasco inicial, negoció y pactó un convenio con sus acreedores que permitió levantar el concurso. Pero llegados los vencimientos de reembolso de la deuda, ha sido incapaz de afrontarlos, pues las ventas siguen sin remontar y la cuenta de resultados arroja copiosos números rojos.

En consecuencia, el juzgado mercantil que instruye el expediente concursal ha ordenado abrir el proceso de liquidación de los bienes y disolución de la sociedad.

Aramis se fundó a comienzos de los años 70 del siglo pasado. Por los 80 estuvo regida por un gran empresario, Eugenio Mora Olivella, quien situó en el consejo a su amigo Gabriel Pretus, abogado y ex vicepresidente de la legendaria Torras Herrería. Mora se dedicó luego a impulsar los negocios de Burberry en España, que corriendo el tiempo le proporcionaron una conspicua fortuna.

La liquidación de Aramis finiquita una de las sastrerías más emblemáticas de la Ciudad Condal, muy frecuentada por la alta burguesía catalana y por algunos ex ministros y ex ministras catalanes.


Este artículo no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Economía Digital y sus accionistas.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad