La papelera Torras pierde 78 millones

11 de julio de 2013 (18:50 CET)

La compañía barcelonesa Torraspapel, controlada por el fondo británico de capital riesgo CVC, obtuvo el pasado año un resultado neto negativo de 78 millones de euros, magnitud que entraña un drástico viraje respecto de los casi 22 millones de beneficio que logró el ejercicio anterior. Las ventas se mantuvieron en torno de los 810 millones.

Tales guarismos corresponden a las magnitudes individuales de la empresa y no incluyen las de su batería de filiales, integrada por 25 firmas, diez de ellas repartidas por varios países europeos e Iberoamericanos. El resultado contable de este grupo fiscal consolidado sumó el año pasado 95 millones negativos.

Con todo, lo peor no ha pasado para Torraspapel. Algunas fábricas presentan estos días fuerte conflictividad laboral. Además, se prevé que la empresa siga el año que ahora corre por la misma senda negativa debido a la ley de medidas para la sostenibilidad energética, que introduce nuevos impuestos y aumenta los existentes a las plantas de cogeneración. La nueva regulación fiscal afectará sobremanera a Torraspapel, pues sus factorías papeleras se abastecen de energía producida por sus cuatro cogeneradoras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad