La papelera Gomà-Camps vuelve a los beneficios

24 de octubre de 2013 (20:22 CET)

La compañía Gomà-Camps, con sede en el municipio tarraconense de La Riba, ha cumplido nada menos que 255 años de su nacimiento. En este prolongado periodo, el capital social de la firma se ha mantenido siempre en manos de la familia fundadora, un caso poco frecuente en el firmamento empresarial catalán. Hoy está presidida por Jordi Gomà-Camps Llorens, miembro de la décima generación.

La empresa se dedica a fabricar papel tisú y transformarlo en servilletas, rollos de cocina y baño, toallas y otras manufacturas derivadas. Sus productos se destinan a supermercados, hoteles, restaurantes, compañías de limpieza, centros hospitalarios y colectividades. Es uno de los líderes de España en esta especialidad, con un cupo de mercado del orden de una quinta parte del total.

La firma cuenta con dos plantas industriales en Tarragona, sendas filiales en Francia y Portugal y un almacén logístico en Egea de los Caballeros (Zaragoza). En esta última plaza participa con el grupo germano Wepa en una grande y moderna fábrica de tisú.

Durante el pasado ejercicio de 2012, las ventas bajaron de 90 a 82 millones de euros. Pese al descenso, la cuenta de resultados experimentó un viraje. Ésta pasó de 1 millón de pérdida a 485.000 de beneficio, que se destinó íntegramente a compensar saldos negativos anteriores. El beneficio bruto o ebitda casi se dobló hasta los 4,6 millones. Los recursos propios ascienden a 36 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad