La noche de las paradojas

stop

El bipartidismo herido grave, pero no muerto

20 de diciembre de 2015 (23:21 CET)

La paradoja española. La noche de los contrasentidos. El partido que ha ganado ha perdido 64 escaños. Casi un 35% de los votos.  Los dos partidos que no tenían ningún escaño suman 109 escaños. El PSOE, al que las encuestas relegaban a tercera o cuarta fuerza, ha quedado segunda, a 23 escaños de Podemos.

Formar gobierno estable parece una quimera. Sobre todo porque emerge como amenaza para el PP una minoría de bloqueo. Si forma gobierno en minoría, tendrá enfrente la amenaza de una oposición con 200 escaños. Y no son pocos los temas en los que, según sus programas electorales, PSOE, Podemos y Ciudadanos podrían impedir aprobar leyes o tumbar alguna de las que el PP ha modificado con su mayoría absoluta en estas elecciones.

Pablo Iglesias, el más rápido, ha hablado de "blindaje constitucional" a los más desfavorecidos. Se ha desvelado un secreto rigurosamente guardado durante toda la campaña. El sentido del voto oculto. Ha salvado al PSOE, muy castigado en las encuestas, ha puesto en su sitio a Podemos y le ha dado un bajonazo a Ciudadanos. Es muy pronto para la letra pequeña. Y hay mucha.

Desmenuzar el resultado en Cataluña, con otro varapalo para Convergencia Democrática de Cataluña, camuflado una vez más en unas nuevas siglas. Sitúa a ERC al borde del sorpasso al partido de Mas y hace emerger a Podemos como la más firme amenaza del independentismo.

Si Rajoy se quería librar de Pedro Sánchez, me temo que no se va a salir con la suya. En cambio el PP tiene un problema de desempleo. Sesenta y cuatro diputados de ese partido se han quedado sin trabajo en una sola noche. Habrá que dar un tiempo para que los 109 diputados de Podemos y Ciudadanos se aprendan el reglamento del Congreso. Los dos partidos no tenían ningún escaño.

El bipartidismo está gravemente herido; sería prematuro darlo por muerto. PP y PSOE resisten y son las dos primeras fuerzas en muchas circunscripciones. Como cada noche electoral, nadie se da aludido por un descenso en sus posiciones. Y cada uno analiza los resultados desde el ángulo que menos le perjudica o que más le favorece.

Poco más en este análisis de urgencia. Este lunes, mucho trabajo. Hay que leer datos y compararlos entre sí. La buena noticia es que en este país de apisonadoras parlamentarias, nos vamos a estrenar en la cultura del pacto. No pasa nada. Es lo normal en casi todas las latitudes que no tienen sistema mayoritario.

Por favor, madruguen mañana que habrá muchas novedades.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad