La marroquinería catalana de Louis Vuitton acrecienta sus beneficios

16 de septiembre de 2014 (18:19 CET)

La compañía catalana Talleres Artesanos Louis Vuitton y su filial Talleres de Accesorios en Cuero alcanzaron el año pasado una cifra de negocio conjunta de 138 millones de euros, 13 menos que en el ejercicio precedente. El descenso no afectó a los resultados, que experimentaron una fuerte progresión y pasaron de 10,7 a más de 12 millones de euros.

El grupo, perteneciente a la multinacional francesa del mismo nombre, posee cuatro fábricas de marroquinería en Cataluña. Tres de ellas radican en Barberà del Vallès. La cuarta, situada en Campllong (Girona), es la más reciente, pues se inauguró hace tres años.

El grupo galo constituyó su filial manufacturera en 1989 y el año siguiente abrió su primera planta industrial de artículos de piel. Hace un par de años, desgajó algunas de sus actividades y las traspasó a la filial.

Talleres Artesanos Louis Vuitton movió el año pasado un volumen de negocio de 95 millones y declaró un excedente de 8,7; la subsidiaria Talleres de Accesorios en Cuero, aportó 43 millones de giro y 3,4 de resultados positivos. La plantilla conjunta asciende a 1.153 personas. Las dos subsidiarias catalanas de la multinacional están presididas por Patrick Legrand, quien desde hace pocos meses también tiene confiadas las máximas funciones ejecutivas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad