La farmacéutica Viñas gana 7,6 millones

10 de septiembre de 2014 (20:02 CET)

El laboratorio catalán Viñas prosigue un año más transitando por la senda de la rentabilidad. Algunas de sus principales magnitudes económicas se han resentido tras siete años de crisis y de recortes en el gasto sanitario. Pero la casa sigue siendo una máquina bien engrasada de generar recursos y mantiene su tradicional robustez financiera.

En 2013, las ventas bajaron de 40 a 39 millones de euros. Todas ellas correspondieron al mercado nacional, salvo un 1% que provino de las exportaciones. Los resultados bajaron de 8,6 a 7,6 millones, tras dotar los fondos de amortización con 1,3 millones.

Los sólidos pilares de la firma se sustentan en unos resplandecientes recursos propios de 115 millones y en un endeudamiento bancario nulo.

El consejo de administración de Laboratorios Viñas tiene una composición estrictamente familiar, encarnada en los hermanos Gemma, Mariano y Antonio Buxadé Viñas, que ocupan respectivamente los puestos de presidenta, vicepresidente y consejero delegado.

La compañía se fundó hace más de cien años y siempre ha permanecido en las manos de la misma saga. Cuenta con dos plantas de producción, situadas en el barrio de Gràcia de Barcelona, y en Rubí. Sus principales especialidades son la dermatología, dermo-cosmética y medicina.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad